Tenerife Sur

Las irregularidades detectadas en el piso del colegio Príncipe Felipe no son graves

Seis de sus aulas están inutilizadas tras descubrirse que el piso y las ventanas estaban desplazadas, lo que motivó una inspección técnica que no percibe motivos que hagan temer por la seguridad del edificio, según informó el edil de Obras en el Ayuntamiento de Candelaria, Ramón Gil.

EL DÍA, Candelaria
12/sep/02 19:18 PM
Edición impresa
EL DÍA, Candelaria

Seis aulas del colegio público Príncipe Felipe, en el casco urbano de Candelaria, quedaron inutilizadas al detectarse "algunas irregularidades en los pisos y en las guías de las ventanas de aluminio". Realizada la correspondiente inspección, el informe elaborado por técnicos del Colegio de Arquitectos señala que "no se aprecian indicios de patologías graves o cualquier otra clase de problemas que hagan temer por la seguridad del edificio en su conjunto y, por consiguiente, no se hallan motivos para producir un cierre cautelar de las instalaciones ni para tomar medidas excepcionales".

Padres y madres de alumnos de Primero, Segundo y Sexto B y Quinto A y C manifestaron ayer su preocupación porque recibieron una carta, remitida por el centro, en la que se les hacía saber que las aulas no podrían ser ocupadas "durante un número indeterminado de días" porque se desconocían las causas de las irregularidades detectadas, si bien "no parecen dichas deficiencias demasiado graves". Los alumnos afectados fueron reubicados en otras aulas del mismo centro.

Medidas a aplicar

El informe al que ha tenido acceso EL DÍA propone la adopción de una serie de medidas de control, como realizar sendas pruebas de carga sobre el comedor y una de las aulas de la fachada Noroeste, en la primera planta; desmontar y rectificar las carpinterías de tres aulas de la misma zona, así como realizar diversas catas sobre la estructura, para investigar el estado de las armaduras y hormigones. Por último, se recomienda mantener un plan de vigilancia que incluya inspecciones periódicas a cargo de profesionales cualificados.

Ramón Gil, concejal de Obras en el Ayuntamiento de Candelaria, aseguró que se adoptaron las medidas oportunas desde el instante en que fue detectada la circunstancia y se mantuvo un encuentro con padres y madres para informarles de lo sucedido, "correspondiendo a los técnicos evaluar el hecho".