Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un estudio descubre la vigilancia masiva por teléfono móvil con aplicaciones preinstaladas leer
SALVADOR BARNÉS *

"La Galería de Cultura", servida


12/sep/02 19:18 PM
Edición impresa

HEMOS ESCRITO en varias ocasiones la dejadez que en este Sur hay, y no se sabe por qué exactamente, cuál puede ser el motivo de que se "clame" por un movimiento cultural firme, sin hacernos caso, para que esa gran contingencia de gente que vive en estas zonas sureñas tengan ese feliz esparcimiento personal y espiritual que conlleva cualquier exposición o representación cultural, y más en el Sur que como tantas veces hemos repetido brilla por su ausencia.

Pero esta semana final de agosto los Dioses del Olimpo se reunieron y, apiadándose de esa falta que tanto pedimos de cultura, en representación directa, dijeron "vamos a saciaros" y nos enviaron a una embajada de pleno lujo, faro de la intelectualidad del espectáculo, en donde el pueblo puede aprender de esos mensajes que tan espontáneamente recitan en sus versos y canciones estos artistas. Un elenco de "rompe y rasga" en el más puro argot "cheli" Manolito (PoZi), Carmen de Mairena (antes Manolo) la de los labios más carnosos de la escena y la pitonisa "Lola" y cerrando el reparto Nacho Sierra con sus "bichos" y Jaimito Borroneo. Todos viejos conocidos del programa "Crónicas Marcianas", y que los promotores de la elección de las fiestas del Carmen de Los Cristianos tuvieron la visión de traer a toda esta "melé" de la farándula "Spanis Omelet".

Haciendo una ligera crítica del evento podemos decir sin sonrojo que, viendo cómo se desarrollaba todo este presumible espectáculo, es como si no hubiera pasado el tiempo desde la posguerra de España hasta el momento en que vivimos, lo esperpéntico, soez, barriobajero, la España profunda de la peineta y pandereta, los teatros ambulantes de feria, la exhibición en la barraca del anormal, mujer barbuda, enanos, traga sables todos ellos con olor a pensión y a única comida, es lo que volvíamos a ver desfilar ante nuestros ojos. ¿Por qué traen a esta zona esto? No es culpa de los artistas, pues todo aquel que se pone encima de un escenario, haga lo que haga, es digno de un respeto, pero no se exime de culpa a los organizadores. Para contratar ese elenco, ¿qué habrán pensado de la gente que vive en este Sur, que somos personajes salidos de una viñeta de la revista "La Codorniz", o que verdaderamente estamos en un encefalograma plano como algunos de los artistas que contrataron estos "padres" para la cultura popular sureña?

Vivencia para recordar y no repetir, no se debe por muy "popular" que sea un personaje en la TV, de exhibir como un animal de feria, levantando la hilaridad, burla y befa del personaje en cuestión como es el "PoZi", anclado en su propio mundo, ajeno totalmente de donde estaba y que le decían, fue la figura central de todo este "pasteleo" de atracciones que se trajo como apertura de fiestas. Una verdadera pena que en este tiempo en donde tanta ONG nos asiste, en que la sociedad Occidental tan concienciada está de la igualdad entre los serenos humanos, y los tan cacareados Derechos Humanos que cada día nos bombardean como diciéndonos en qué estado tan lamentable siguen malviviendo cantidad de seres humanos, y en la obligación que se debe de tener en poder paliar todo este mal mundo, vienen ahora con la "iluminada" idea, de que lo que pueden contratar será el "boom" de lo popular en unas fiestas que sí son populares, no ese engendro ridiculizante de lo que debe de ser un espectáculo popular y digno de ver. No ir a burlarse e insultar a los personajes que estaban en el escenario, y por la calle llevarlos como antaño se hacía cuando llegaba un circo a un pueblo.

Todo digno de una película de Paolo Pasolini, con un guión totalmente descolgado a las necesidades populares y culturales que tiene la gente, sea del Sur o del Norte, nuestra más condenable opinión para esa mezquindad humana, por esa exhibición de unas personas dignas de estar en sitios tranquilos y no llevarlas de la mano como en el caso de Manolito "PoZi", personaje encantador, pero explotado en demasía por ese "voragen" del "todo vale", alguien siempre dirá: es el Sur.

* De ACPET

SALVADOR BARNÉS *