Tenerife

El Cabildo entrega la Medalla de Oro de la Isla a Andrés Miranda

El Salón Noble de la Corporación Insular reunió en la noche de ayer a numerosas autoridades y público para rendir homenaje a quien fuera su presidente durante casi cuatro años a principios de la década de los setenta.

EL DÍA, S/C de Tenerife
13/sep/02 12:07 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife entregó ayer la Medalla de Oro de la Isla a Andrés Miranda Hernández en una solemne ceremonia celebrada en el Salón Noble de la Corporación Insular con la presencia de numeroso público y autoridades.

Aunque estaba previsto que el acto fuera presidido por Ricardo Melchior, el titular del Cabildo no pudo asistir por haber sufrido una indisposición en la mañana de ayer.

Su sustituto como anfitrión del homenaje, el vicepresidente de la Corporación, Alonso Arroyo, elogió en su nombre la trayectoria personal y política de Miranda, haciendo hincapié en su labor al frente del Cabildo a principios de la década de los años 70.

Alonso Arroyo destacó al trabajo y la eficiencia como las dos cualidades que mejor definen la personalidad del homenajeado y dijo que "sólo con estas propiedades es posible entender la ingente cantidad de actividades y logros que jalonan su biografía".

Además, el vicepresidente afirmó que el paso de Miranda por el Ayuntamiento de Santa Cruz, las Cortes Generales y el Parlamento Canario, entre otras instituciones públicas, y el haber participado en la creación de más de cien asociaciones ciudadanas, hablan bien a las claras sobre "su vocación de servicio a los demás y de su contribución a la dinamización de la sociedad civil tinerfeña".

Recorrido histórico

Por su parte, Andrés Miranda, además de agradecer en su discurso la concesión del máximo galardón que otorga el Cabildo, hizo un recorrido por las principales actuaciones de la Corporación en los cuatro años que la presidió.

Dicha época estuvo marcada, según sus palabras, por la entrada en vigor del Régimen Económico y Fiscal y por el revolucionario cambio económico que produjo.

Miranda se extendió asimismo en alabar "el matrimonio bien avenido que siempre compartieron el Cabildo y la Universidad de La Laguna" y de cuyo encuentro han nacido el Hospital General y la Facultad de Medicina.

También intervino Adán Martín, que exaltó su cualidad de hacer bien las cosas.

Por último, el homenajeado quiso compartir su recién estrenada Medalla con quien fuera vicepresidente del Cabildo durante diez años, "el inolvidable Leoncio Oramas", según dijo.