Sucesos

Felipe Bello, satisfecho de su paso por la Comisaría Provincial de la Policía Nacional

Ocupó el cargo de comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía en la provincia tinerfeña durante tres años, seis meses y 12 días, aunque reconoce que su vinculación con la Isla es extraordinaria y no piensa perderla.

EL DÍA, S/C de Tenerife
15/sep/02 9:47 AM
Edición impresa

Felipe Bello Fernández, el que fuera comisario jefe provincial del Cuerpo Nacional de Policía, ha pasado recientemente a la situación de segunda actividad, tras estar al frente de su cargo en la Provincia tinerfeña tres años, seis meses y 12 días.

Natural de Orense, aunque vinculado profesionalmente con Asturias, Bello Fernández comentó a EL DÍA que "mi vinculación con la Isla es extraordinaria y es un nexo de unión que se remonta a 1978 cuando estuve destinado en Icod de los Vinos como subcomisario". En febrero de 1999 regresó Felipe Bello y considera que "ha sido una satisfacción no sólo para mí, sino también para mi familia, mi paso por Tenerife".

De bien nacido es ser agradecidos, por lo que el que fuera comisario jefe provincial del Cuerpo Nacional de Policía no se olvidó de agradecer al alcalde de la Capital, Miguel Zerolo, su colaboración, haciéndola extensiva a los servicios y dispositivos conjuntos, al Cabildo Insular de Tenerife, al Gobierno Autónomo y, en especial, al director general de Justicia, Salvador Iglesias, el cual ayudó a impulsar los juicios rápidos, lo cual permitía que se celebrarán entre 20 y 30 vistas relacionadas con delitos vinculados a la pequeña delincuencia. Asimismo, Bello Fernández agradeció también a la Inspección de Trabajo su ayuda en los casos de personas que llegaban a la Isla en situación irregular, al tiempo que destacaba la colaboración de las Juntas de Seguridad, sobre las que además profundizó diciendo que en los dos últimos años asistió a más juntas de seguridad de las que había asistido a lo largo de su carrera en otros rincones de España.

Ciudadanía ejemplar

Felipe Bello también tuvo palabras de agradecimiento para los ciudadanos tinerfeños, a los que calificó de ejemplares en el trato con la Policía Nacional, al igual que las asociaciones de vecinos, "porque tienen claro que la seguridad ciudadana es fundamental para una Isla cuya primera fuente de riqueza es el turismo". El balance de su paso por la Comisaría Provincial ha sido positivo y prueba de ello es que "hemos logrado reducir la delincuencia en aproximadamente un 11 por ciento, mientras que en el resto de España se ha registrado un incremento del 10 por ciento".

Entre las tareas ejecutadas cuando Felipe Bello estaba al mando de la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía destacó que "se ha terminado con las bandas organizadas, concretamente las ubicadas en el Sur de la Isla (Playa de las Américas), así con incautaciones de droga a través de las UDYCO en colaboración con otras comisarías como la de Málaga y comisando partidas importantes de cocaína. En cuanto a la pequeña delincuencia, también en Las Américas se ha controlado mucho a los trileros".

Para Bello Fernández, "aún quedan por atajar dos problemas fundamentales. Por una parte, el de la inmigración y, por otra parte, el tráfico de drogas".

En cuanto al primero, apuntó que "la inmigración es el problema número uno en estos momentos, pero no es un tema exclusivo de Canarias, sino de toda la Unión Europea, el cual debe solucionarse aplicando medidas que permitan crear infraestructuras en sus países de origen que les facilite subsistir y no tuvieran que salir de sus lugares de origen".

En lo que respecta al tráfico de drogas, Felipe Bello dijo que "el 80 por ciento de los delitos que se cometen están relacionados con el tráfico de sustancias estupefacientes, por lo que hay que agradecer a las Fuerzas de Seguridad del Estado, a los ciudadanos y a los organismos la labor que están realizando".

Hay que ser solidarios

Bello Fernández dijo que "en Tenerife tenemos actualmente una plantilla de mil funcionarios y es notorio que hay más delincuencia común en las Islas que en el resto del Estado, pero se debe a la población flotante que existe en un destino turístico".

Al hilo dijo que "hay que ser solidarios con todas las regiones de España y si la Isla es un destino turístico creo que, con la plantilla que tenemos, nos vamos defendiendo. Lo ideal es que se incremente la plantilla, pero también hay que ser solidarios con otras regiones de España que tienen sus necesidades".