Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Canarias, segunda comunidad con más agresiones de alumnos a profesores leer

-Las quimeras de la moratoria y del desarrollo sostenible -Asuntos para no olvidar


15/sep/02 12:07 PM
Edición impresa

FINALIZA, MAÑANA MISMO, el plazo de alegaciones al Avance de Directrices de Ordenación General y del Turismo de Canarias. El sagaz, pero menos, portavoz del Ejecutivo anticipaba días pasados la negativa a prorrogar el periodo de información pública del indicado proyecto; en otras áreas gubernamentales, por el contrario, sí que admiten la conveniencia de ampliar el plazo. De modo y manera que la descoordinación entre los Departamentos sigue vivita y coleando. Pero no sólo ante las fechas del calendario, sino además en cuanto al meollo de lo que se pretende regular. Digamos que en la definición de unos cauces, reconocidos como fundamentales para el presente y el futuro de las Siete Islas dado que atañen al territorio y al renglón turístico. Casi nada.

Las discrepancias en el cogollo del propio Gobierno son patentes. Casi "traducciones simultáneas" de los intereses subsectoriales en liza, éstos tan legítimos como particulares y más o menos rebeldes a doblegarse a la prioridad del interés general. Los desacuerdos comenzaron, en enero de 2001, con aquella sorprendente y quimérica bolada de la moratoria, decretada con filtraciones de antelación sólo al calor de amiguismos de negocios dudosos. Al parecer.

En vez de cesar a los irresponsables de la patochada, únicamente hubo traslado del bosquejo a manos de mayor seriedad, luego medio amputadas por celos de poltrona, y se recurrió a otra entelequia. A ese escapismo de repetir que los consejeros implicados, con el presidente Román Rodríguez al frente, estaban por el "desarrollo sostenible". Expresión puntualmente transferida, ésa sí, a la prosa oficialista y a las proclamas inverosímiles de otros entes de la Comunidad Autónoma.

*** *** ***

MIENTRAS LA ANTERIOR FABULACIÓN ha sido coreada durante 19 meses, las Consejerías de Política Territorial y de Turismo y Transportes han perdido la ocasión de fomentar el debate social. De apurar los consensos intersectoriales y con los Cabildos y Ayuntamientos. Y, también, de articular los suficientes criterios económicos y técnicos en una norma transparente, realista, insularizada y, a la vez, armónica en el Archipiélago.

Al último borrador de Directrices hay quien le observa algunos aciertos sobre el esperpento primigenio. Sin embargo, los reparos, las críticas fundadas y los rechazos persisten. Porque el documento, "expuesto" en plenas vacaciones veraniegas, no marca el uso racional de los recursos naturales. Ni preserva la biodiversidad de los frágiles ecosistemas isleños. Ni acompasa el crecimiento con el equilibrio. Ni evidencia que la Administración Autonómica sepa, siquiera, antes de planificar el número de camas turísticas, "la cantidad real de apartamentos y de hoteles que existen en las Islas" o que sea consciente de cómo compensar las nefastas consecuencias de un parón inmobiliario, según denuncian las principales organizaciones empresariales tinerfeñas... ni tampoco evidencia que el Gobierno sí que dispone de un nuevo e indispensable modelo político, ajustado al interés general de la ciudadanía isleña, listo para ser ejecutado con exacta claridad competencial.

Y entre tanto, continúa el inexorable consumo del escaso territorio, sin crecer la renta del ciudadano isleño, ayuno en compartir la riqueza producida... ordenación, regulaciones: a saber de qué, cómo y para quiénes. Cuánta quimera.

*** *** ***

ASUNTOS PARA NO OLVIDAR.

L EL MINISTERIO del Interior asegura que, de ahora al 2004, habrá 20 mil agentes más del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, "500 de ellos para Canarias". Nos falta saber cuántos destinados a Tenerife. Máxime cuando, por lo visto, la última promoción no estará en la calle hasta el año 2006.

L Por la vía de los ingresos y las estrategias promocionales, un colega provinciano de Las Palmas, con apéndice o caballo de Troya instalado en Tenerife, pontifica que la Virgen del Pino es ya la Patrona de Canarias. Agregan la ese a Canaria, arbitrariamente, una vez más. Si bien la Madre de Dios y de los hombres es la misma - inigualable María - , el Patronazgo del Archipiélago corresponde a la advocación de la Virgen de Candelaria. La Señora no busca pleitos.

Nosotros, tampoco.