Tenerife Norte
E. DOMÍNGUEZ

Generosa ofrenda de los esperanceros a la Virgen de los Afligidos


17/sep/02 18:29 PM
Edición impresa

RECIENTEMENTE, LOS VECINOS de La Esperanza visitaban por quinta vez a la Virgen de Los Afligidos con motivo de sus tradicionales fiestas, junto a los visitantes estaba la Hermandad de Nuestra Señora de La Esperanza, su alcalde Don Macario Benítez Gil y miembros de su Corporación Municipal.

En este acto, que se ha convertido en uno de los más importantes de las Fiestas de Nuestra Señora y Madre de Los Afligidos, y como ya viene siendo costumbre, los esperanceros y su Venerable Hermandad que con tanto amor ordena y dirige su presidenta Doña María Jesús Afonso, que se ha ganado a pulso la confianza del canónigo de la Santa Iglesia Catedral de La Laguna Don Pedro Juan García y actual párroco de la Parroquia esperancera. Todos ellos, incluyendo a tantos vecinos, realizaron una ofrenda muy abundante de productos que recogen de sus bien cuidados campos, y junto a ellos, numerosos ramos de flores de los que la madre naturaleza nos ofrece y embellece nuestros pueblos, plazas, iglesias y ermitas.

Una ofrenda que hacen con amor y con total cariño a la Virgen de Los Afligidos y que cada año va en aumento.

Ojalá esta muestra de fe de los esperanceros hacia la Virgen de Los Afligidos, en ofrecerle todo lo mejor que da su generosa tierra, sirva de ejemplo y seamos más generosos los que de aquí cada año acudimos a La Esperanza, reconociendo que los hombres y mujeres de ese municipio vienen a postrarse ante los pies de la sagrada imagen realejera con las manos llenas y los realejeros-afligidistas deben de mostrar el mismo cariño que ellos sienten por nosotros. Y aquí quiero implicar a la Cofradía de Los Afligidos que parece la han borrado del mapa, y a las propias comisiones que deben de responder por lo menos con el mismo cariño, amor y afecto que lo hace el noble y generoso pueblo de La Esperanza, su párroco, su alcalde y miembros de la Corporación.

Este año los esperanceros han vuelto a demostrar ese afecto y cariño que sienten por la sagrada imagen de Los Afligidos. Que tomen buena nota los responsables de turno de nuestro pueblo (Cofradía y Comisión de Fiestas) porque, por lo visto este año, una cosa era predicar y otra, dar trigo. Y es de recibo reconocer que los esperanceros están dándo pruebas de que algo sienten con sus abundantes y generosas ofrendas, lección que deben de aprender tantos afligidistas a los que sólo se les ve la cara cuando se les pone la mesa en la plaza y participan del "convite".

E. DOMÍNGUEZ