Actualidad

El Gobierno apurará el consenso hasta el trámite parlamentario de las Directrices

El Ejecutivo Autónomo tendrá que analizar en torno a 50 alegaciones que se han presentado al avance de las Directrices de Ordenación General y del Turismo de Canarias.

EFE, Las Palmas
17/sep/02 5:53 AM
Edición impresa

El Gobierno apurará hasta "el último día" del trámite parlamentario en la búsqueda del consenso en torno a las Directrices de Ordenación General y del Turismo, que han sido objeto de 44 alegaciones en el plazo de información pública, afirmó ayer el consejero de Turismo, Juan Carlos Becerra.

El plazo concluyó ayer, a las 13.00 horas, pero es probable que la cifra de alegaciones ascienda finalmente al medio centenar, ya que el Ejecutivo no ha recibido aún las depositadas en las oficinas de correos o en otras administraciones públicas.

Becerra afirmó que el cierre del plazo de información pública no supone la finalización de las aportaciones de instituciones, fuerzas políticas y agentes económicos y sociales, ya que el Gobierno prorrogará su voluntad de acuerdo hasta la culminación del trámite parlamentario.

Además, cada una de las alegaciones será analizada "debidamente", con el fin de que el texto "cuente con el máximo consenso de la sociedad posible", manifestó Becerra a la conclusión de la sexta reunión de seguimiento de las Directrices, a la que también asistieron el presidente, Román Rodríguez, y el consejero de Política Territorial, Fernando González.

El titular de Turismo aseguró que entre las alegaciones hay "aportaciones importantes" que enriquecerán el texto final, pero precisó que todavía no se han podido estudiar en profundidad.

Además, confirmó el compromiso del Ejecutivo en cumplir los plazos administrativos del proceso fijados por el Parlamento "con toda exactitud", pero insistió en que eso no impide que el Gobierno esté aún "abierto totalmente a recibir sugerencias de todo tipo".

En su opinión, "lo esencial no son los plazos", sino el contenido de las Directrices, algo sobre lo que "estamos dispuestos a abrir proceso de diálogo con todas las organizaciones sociales, económicas, ecologistas", que pueden tener la seguridad de que "la opinión de nadie va a caer en saco roto".

Lo verdaderamente importante, prosiguió Becerra, es disponer de un documento que ordene el crecimiento de Canarias durante los próximos años e impida que "lo que había antes no pueda seguir en el futuro".

Situación "insostenible"

Becerra opinó que la sociedad canaria "demanda a gritos" un cambio del actual modelo, ya que sabe que "la situación anterior a diciembre de 2000", mes a partir del cual se aprobó una moratoria de las construcciones turísticas, "era insostenible".

Fernando González dijo que en torno a las Directrices "se ha avanzado muchísimo" este año y aseguró que otras comunidades autónomas "se han permitido el lujo de tardar diez años" en legislar sobre esa materia.

Respecto al incremento de las camas turísticas que recogen las Directrices, cifrada en torno al 1 por ciento al año, Becerra admitió que en alguna ocasión planteó la posibilidad de decretar un "crecimiento cero", pero explicó que en una decisión de ese tipo se deben sopesar otros factores.