Internacional
LO ÚLTIMO:
Rescatan a un trabajador atrapado en una pala mecánica en Güímar leer

Irak acepta sin condiciones el regreso de los inspectores

El ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Naji Sabri, entregó una carta al secretario general de las Naciones Unidas con el compromiso, que fue trasladado inmediatamente al Consejo de Seguridad.

AGENCIAS, Davenport (EEUU)
17/sep/02 5:54 AM
Edición impresa
El secretario general de la ONU, Kofi Annan, confirmó ayer que Irak ha aceptado el regreso sin condiciones de los inspectores de desarme internacionales e iniciar conversaciones para los acuerdos prácticos. Asimismo, el secretario general de la ONU agradeció a todos los países miembros y especialmente a la Liga Arabe y a su secretario, Amro Musa, "por su trabajo para ayudar a convencer a Irak de esta decisión".

La decisión de Irak esta contenida en una carta entregada momentos antes de la declaración de Annan por el ministro iraquí de Exteriores, Naji Sabri, en presencia del secretario general de la Liga Arabe, Amro Musa.

Previamente, el ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Naji Sabri, entregó una carta al secretario general de la ONU, Kofi Annan, en presencia del secretario general de la Liga Arabe, Amro Musa, que fue entregada inmediatamente al Consejo de Seguridad.

Fuentes del gobierno de EE.UU dijeron que esperaban que Irak entregara al secretario general de la ONU ayer mismo una comunicación en la que aceptaba el regreso de los inspectores de desarme, pero se desconoce si habrá alguna condición de Huseín.

El ministro francés de Asuntos Exteriores y el comisario de Relaciones Exteriores de la Unión Europea afirmaron por su parte que varios países árabes habían recibido información en este sentido de parte del ministro iraquí.

Los inspectores de desarme de las Naciones Unidas abandonaron Irak en noviembre de 1998 como consecuencia de la falta de cooperación de Bagdad y poco antes de que Estados Unidos y el Reino Unido lanzaran bombardeos contra diversos objetivos iraquíes.

Horas antes, el presidente estadounidense, George W. Bush, justificaba su doctrina de ataque preventivo y subrayó que si la ONU no trata con firmeza la cuestión de Irak, EE.UU actuará.