Nacional

La Policía detiene en Burdeos al máximo jefe militar de ETA y a su lugarteniente

Juan Antonio Olarra Guridi y Ainhoa Múgica Goñi fueron arrestados en una operación conjunta montada por los servicios antiterroristas de Francia y España, en lo que supone uno de más importantes golpes policiales a la banda terrorista en los últimos años.

COLPISA, Madrid/París
17/sep/02 5:56 AM
Edición impresa

Los servicios antiterroristas franceses y españoles descabezaron ayer la cúpula de ETA en lo que supone uno de más importantes golpes policiales a la banda en los últimos años. En una operación conjunta en la localidad de Talence, en las inmediaciones Burdeos, agentes de la Policía Judicial gala, apoyados por funcionarios de la Policía Nacional, detuvieron al que desde febrero del pasado año ocupaba la dirección del "aparato militar" de la organización, Juan Antonio Olarra Guridi, "Oskargi", y a su lugarteniente y novia, Ainhoa Múgica Goñi, responsable directa de los comandos de ETA.

Según fuentes del operativo policial, las detenciones de ambos cabecillas "etarras" se produjeron sobre las 19:00 en aparcamiento de un supermercado de la localidad francesa, donde los dos sospechosos realizaban compras sin saber que estaban siendo vigilados por los servicios antiterroristas franceses. En el momento del arresto, los dos iban armados y podían estar acompañados por una tercera persona, una mujer de nacionalidad francesa cuya identidad no ha trascendido y que podría haber sido capturada también, extremo no confirmado al cierre de esta crónica por fuentes oficiales.

"Oskargi" y su compañera sentimental fueron localizados hace tres meses, después de que los vecinos del inmueble en el que habitaban denunciaran a la Policía francesa que ambos mantenían unos hábitos de vida "muy extraños". Los servicios antiterroristas franceses contrastaron los datos de los dos sospechosos con los bancos de datos de la Policía española, que pudo confirmar la identidad de los dos importantes dirigentes etarras, momento en el que fueron sometidos a un estrecho cerco policial.

Segunda vivienda

Una vez capturados los dos dirigentes de ETA, los agentes policiales entraron de inmediato en la vivienda habitual de los dos detenidos e iniciaron las labores para localizar una segunda residencia de los dos etarras, cuyas llaves aparecieron en poder de Ainhoa Mugica en el momento de su arresto. Los investigadores sospechan que este segundo piso podría ser un importante centro operativo de la organización terrorista.

La operación también sirvió para localizar uno de los vehículos usados de manera habitual por los detenidos. Según fuentes policiales francesas, en el maletero del coche habría más armamento y munición que es estudiado por los expertos antiterroristas franceses.

Juan Antonio Olarra y Ainhoa Múgica han formado parte de los comandos "Donosti" y "Madrid" de ETA antes de integrarse en la dirección de la banda como responsables de su "aparato militar", lo que les sitúa en una posición predominante dentro de la dirección etarra.

"Oskargi", que sustituyó a Francisco Javier García Gaztelu, "Txapote", tras su caída el 22 de febrero del pasado año, está incluido en la lista de terroristas buscados por la Unión Europea y tienen numerosas reclamaciones judiciales de la Audiencia Nacional.

Nacido en San Sebastián (1967), Olarra entró en ETA a finales de 1991. Pasó a ser miembro del "comando Donosti" y, tras mostrar su pericia en varios atentados, cuatro años después es enviado a Madrid junto a Ainhoa Múgica y otros activistas, aunque apenas un años más tarde tuvieron que huir de la capital al estallar parte de los explosivos que almacenaban en un piso de la calle Polibea.

A partir de 1999, la Policía francesa le considera colaborador de García Gaztelu hasta el arresto de éste, momento en el que ocupa su lugar.