Santa Cruz de Tenerife

Las murgas acatan que Fiestas no permita el concurso de grupos nuevos

Se sancionará a aquellos colectivos que participen en el encuentro de Candelaria. Mientras, los murgueros no entienden por qué se cuenta con ellos para unas bases y otras las fija el concejal de manera exclusiva.

EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
18/sep/02 6:01 AM
Edición impresa
Las murgas adultas acataron el lunes que la organización cierre en 20 el cupo de participación en su concurso e impida que grupos noveles, como Quinquiñecas, compitan con el resto, pues deberán esperar a que alguna desaparezca para ocupar su plaza. El concejal de Fiestas, José Carlos Acha, comunicó que ningún colectivo podrá participar en el encuentro de murgas de Candelaria o en similares convocatorias sin el patrocinio del organismo, pues no va a permitir que ningún acto ajeno a Santa Cruz eclipse la gran final. Diablos Locos fue la única que dijo que actuará en Santa Cruz y donde la llamen, lo que contrastó con el discurso de Chinchosos, que se definió como una murga que se debe a Santa Cruz y su Ayuntamiento, que organiza el mejor Carnaval y se desmarcó del encuentro de Candelaria. El edil preguntó por la validez de la "reforma Mengíbar" y dijo que se había enterado por "algún periódico de que había acabado", lo que aprovechó Ni Pico - Ni Corto para comparar a Acha con Felipe González porque conocía las noticias por la Prensa. Bambones y Trabas cuestionaron que Fiestas intentara sin éxito que las murgas votaran si se abría el cupo de participación, como defendían Singuangos o Diablos, mientras otras bases se aplicaban por imperativo del concejal, y recordaron que compete a Fiestas fijar las bases y no a los grupos. Ratificaron que la "reforma Mengíbar" está plasmada en algunas bases del concurso en vigor, al margen de que ahora no haya unidad en el colectivo, dijo Ni Pico, quien reprochó a sus compañeros las "puñaladas" dadas al que fuera representante de la modalidad hasta marzo. Triqui - Traques comunicó que Pedro Mengíbar, por deseo propio, deja de ser representante.