Vivir

La Consejería ordena cerrar seis residencias de la tercera edad

Cuatro de los centros se sitúan en Santa Cruz, otro en La Laguna y otro en Fuerteventura, informó el consejero de Asuntos Sociales, Marcial Morales, tras la entrega a la residencia Atenea de una placa con la primera autorización definitiva que la acredita como dentro de la legalidad.

EL DÍA, S/C de Tenerife
19/sep/02 6:06 AM
Edición impresa

El Gobierno de Canarias ha ordenado el cierre de seis residencias de la tercera edad en Canarias, cuatro de ellas ubicadas en Santa Cruz de Tenerife, una en La Laguna y otra en Fuerteventura, por no reunir condiciones "físicas" para acoger a los ancianos.

Así lo puso de relieve ayer el consejero de Empleo y Asuntos Sociales, Marcial Morales, quien explicó que algunos de esos centros se ubicaban en inmuebles antiguos, lo que impedía la mínima accesibilidad a los usuarios.

Morales hizo estas declaraciones tras la entrega de una placa con la autorización definitiva para el funcionamiento de la residencia de la Tercera Edad Atenea, ubicada en Santa Cruz, la primera que recibe esta acreditación en las Islas del departamento autonómico.

Marcial Morales subrayó que con la labor inspectora desarrollada y con actos como el de ayer "se trata de reconocer públicamente a las entidades que se toman en serio la atención a los mayores".

En este contexto, Morales informó de que actualmente son alrededor de 140 las solicitudes de acreditación de residencias de la Tercera Edad que intentan regularizarse conforme al decreto 63/2000 del Gobierno de Canarias. Añadió que sólo Atenea y otra en Las Palmas cuentan con la autorización definitiva y que otras 25 tienen la acreditación provisional.

Inspección

Morales destacó la importancia de la iniciativa privada para completar en el Archipiélago la oferta de plazas en residencias para mayores "y para implantar una nueva cultura de la calidad". Actualmente el 80 por ciento de las plazas "están en manos de Cabildos y ayuntamientos, y también de ONG, sobre todo de la Iglesia", precisó.

Insistió en que la fórmula privada viene impulsada también en el Plan Sociosanitario y confió en que en el plazo de cinco años tenga un peso más fuerte "y la mayoría de los centros estén perfectamente adaptados".

Morales recordó que para mejorar la atención a los mayores canarios se invertirán 16.800 euros (28 mil millones de pesetas) y se construirán más de 3 mil plazas alojativas en los próximos años, y reseñó el esfuerzo inspector, "que ahora introduce el concepto la calidad". Al respecto, aseguró que se están llevando a cabo inspecciones y "visitas por sorpresa", cuyo objetivo es conocer la situación en que se encuentran los centros y "que no se está vulnerando la "dignidad de los residentes".