Internacional
LO ÚLTIMO:
Prisión incondicional para el denunciado por lesiones e intento de agresión sexual en Adeje leer

Discrepacias entre Estados Unidos y Rusia sobre los inspectores a Irak

El ministro ruso de Exteriores, Igor Ivanov, tras reunirse con Bush dijo que la vuelta de las inspecciones "ofrecería una clara respuesta sobre si el régimen de Bagdad tiene o no armas de destrucción masiva".

AGENCIAS, Washington/Nueva York
21/sep/02 6:12 AM
Edición impresa

A pesar de las presiones de EE.UU, Rusia mantiene su postura de que antes de un ataque contra Irak los inspectores de desarme de Naciones Unidas deben cumplir primero su misión en ese país.

Tras reunirse con Bush en la Casa Blanca, el ministro ruso de Exteriores, Igor Ivanov, dijo que el regreso de los inspectores, previsto para el próximo 15 de octubre por la ONU, "ofrecería una clara respuesta sobre si Irak tiene o no armas de destrucción masiva".

La reunión de los ministros rusos de Exteriores y Defensa, Sergei Ivanov, en la Casa Blanca se produjo después de una conversación telefónica de media hora entre el presidente estadounidense y el ruso, Vladímir Putin.

Esta ofensiva diplomática de Washington hacia Moscú se produce cuando EE.UU y el Reino Unido siguen recabando en la ONU apoyos a un proyecto de una nueva resolución del Consejo de Seguridad contra Irak.

Bush comunicó a Putin su deseo de que la ONU "apruebe resoluciones firmes que logren el desarme y no permita que Irak evada responsabilidad", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer.

Pero los ministros rusos, que también se reunieron con los secretarios de Defensa, Donald Rumsfeld, y de Estado, Colin Powell, dejaron claro que Moscú prefiere que los inspectores puedan primero verificar sobre el terreno si Irak tiene armas no convencionales, o está a punto de adquirirlas, como insiste Washington.

Piloto suicida

Por otra parte, durante al menos toda esta semana la inteligencia americana ha estado buscando la pista de un piloto sudanés con planes para estrellar un avión contra la Casa Blanca. El hombre fue detenido ayer.

Las autoridades no han querido informar sobre la identidad del sospechoso, al que el diario "The Washington Times" identificó como un miembro de las fuerzas armadas de Sudán que fuese entrenado en los campamentos de Al Qaeda en Afganistán.