Sucesos

Los funcionarios de los juzgados denuncian la "caótica" situación por la llegada de inmigrantes


EFE, Las Palmas
21/sep/02 9:47 AM
Edición impresa

Los funcionarios de los juzgados de Fuerteventura denunciaron ayer la falta de personal y de recursos técnicos para atender los trámites judiciales de los inmigrantes irregulares que llegan a la isla, lo que produce desbordamiento y falta de atención a otros servicios.

Los trabajadores de los tres juzgados de la capital majorera calificaron de "caótica" la situación en la que se encuentran los más de mil inmigrantes irregulares que están detenidos en los centros de retención que existen en la isla, la antigua terminal del aeropuerto y el ex campamento militar de El Matorral.

El juzgado de guardia está compuesto por "sólo" cinco personas, y como a los agentes de las fuerzas de seguridad les es casi imposible llevar a los juzgados todas las mañanas a los inmigrantes detenidos durante la madrugada, los trabajadores judiciales se desplazan a los centros de retención, agregó Carlos Cáceres, uno de los portavoces.

Como ejemplo contó que sólo tienen cajas de cartón de refrescos vacías como mesa para escribir las declaraciones de los inmigrantes, lo que demuestra la falta de material para atender y garantizar los derechos fundamentales de estas personas.

Los trabajadores judiciales añadieron que ni siquiera tienen ordenadores como cualquier otro juzgado fuera de la isla. Durante el mes de agosto, los funcionarios tomaron declaración a unos 1.100 inmigrantes, y en lo que va en septiembre a otros 500 y a 32 patrones de embarcaciones.

Por todo ello, explicaron que la falta de refuerzo humano y material hace que los ciudadanos de Fuerteventura tengan problemas para realizar sus trámites judiciales porque las gestiones administrativas con los inmigrantes y las penales con los patrones acaparan la mayor parte de su tiempo laboral.

Más pateras

Por otra parte, la Guardia Civil ha detenido en las últimas horas a 71 inmigrantes irregulares y a cuatro patrones que llegaron a Lanzarote y Fuerteventura en diversas pateras.

Los agentes detuvieron el jueves en la localidad lanzaroteño de Yaiza a ocho inmigrantes magrebíes, cuatro de ellos menores, que llegaron en una embarcación que no pudo ser interceptada, a los que se suman otros tres magrebíes localizados en la zona de La Pared, en el municipio majorero de Pájara, de una patera llegada hace varios días.

El helicóptero de la Guardia Civil avistó en la playa del Roque, en Fuerteventura, una patera en el momento en el que desembarcaba a sus ocupantes, con lo que fueron detenidos tanto los inmigrantes, 18 hombres subsaharianos, como los dos patrones, de origen marroquí.

Media hora después, el helicóptero volvió a avistar una patera, esta vez a diez millas de la costa de Puerto del Rosario.

La patrullera acudió a interceptar la embarcación y se detuvo a 19 inmigrantes marroquíes, entre ellos tres mujeres, y al patrón, también marroquí. A medianoche se interceptó una tercera patera a cuatro millas de Tuineje con 23 inmigrantes a bordo y un patrón, todos hombres marroquíes.