Sucesos

El argelino que arponeó a un marroquí, declarado culpable de asesinato

Los hechos ocurrieron el 10 de marzo de 2001, en la plaza de la Concepción de la Capital, cuando, tras discutir, el procesado causó la muerte de un magrebí con un arpón de pesca submarina.

EL DÍA, S/C de Tenerife
21/sep/02 9:47 AM
Edición impresa

El jurado popular encargado de emitir un veredicto en el caso de la muerte de un marroquí a manos de un argelino, el día 10 de marzo de 2001, en la plaza de la Concepción de esta Capital, para lo cual utilizó un fusil de pesca submarina, declaró culpable de asesinato al acusado.

El Ministerio Fiscal calificó los hechos como constitutivos de un delito de asesinato, estimando la atenuante de confesión, solicitando una pena de 15 años de prisión y una indemnización de 180.303 euros, mientras que la defensa pidió la pena mínima conforme al mismo delito, con la atenuante de colaboración con la Policía. Las pruebas practicadas relacionadas con el arma, la autopsia, así como el informe psiquiátrico que reveló que el inculpado no padece ningún trastorno mental y que el consumo de cocaína y crack que, según los expertos, no mermaron sus facultades cognitivas, fueron valoradas por los miembros del jurado popular para emitir el veredicto, siendo relevantes, según se dio a conocer durante la lectura del veredicto, que tanto la víctima como el agresor se encontraban en posición erguida y al mismo nivel.