Tenerife

EDITORIAL: En Tenerife, más delincuencia, más pobreza y mayor flojera política Asuntos para no olvidar


22/sep/02 12:07 PM
Edición impresa

SOMOS ISLAS y Archipiélago. También, dos provincias. Y dicen que una sola Comunidad Autónoma. Aunque esto último aún nos suene a burla porque el desorden administrativo; la sujeción a las conveniencias partidistas, antes que el buen servicio a la ciudadanía isleña; el copo de algunos ineptos caraduras de cargos representativos y el absentismo de conciudadanos preparados que no quieren complicarse sus vidas, amén de otros factores, nos determinan una realidad gestora inocultable. Dispar. Penosa. Frustrante para Tenerife.

No cuestionamos la honradez y el trabajo en Cabildos, en Ayuntamientos y en aquellas Consejerías que sí cuidan la equidad inversora. Lo que censuramos son las descoordinaciones. Agravadas por el pujante aldeanismo grancanario que rige los Departamentos perturbados y desequilibradores, pagados por todos como autonómicos para mayor inri, con el consentimiento o la flojera política de ATI-CC, cada día más Coalición Las Palmas (CLP) y menos ATI. Desajustes, en fin, complementados por el centralismo estatal, vía delegado del Gobierno y la anuencia del "superalcalde" y presidente "regional" del PP.

En definitiva, que somos una sola Comunidad Autónoma - únicamente - , a efectos estadísticos, de formalismos, de idioma oficializado... y según para qué. Pero seguimos sin serlo en las iguales prestaciones a los ciudadanos. Nada nuevo bajo el sol isleño, sólo que las majaderías isloteñas ya duran demasiado.

*** *** ***

MEDIANTE LA JERGA travestida, nos dicen que la delincuencia bajó en Canarias durante el año 2001 y apenas airean que subió en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. No deja de alegrarnos el que hayan descendido los delitos en la "provincia hermana", merced a que D. Antonio López se adelantó al "Plan Acebes". Allá. Lástima que su retraso, aquí, no operara idénticos resultados ni satisfacciones cívicas. No ha demostrado ser delegado en la misma Comunidad Autónoma en su integridad. Estamos reflejando el pensamiento de muchísimos tinerfeños y que es el nuestro.

Prospera, sin respiro, el vocabulario equívoco. Celebran el que, entre 1995 y el año pasado, descendiera el número de pobres en la Comunidad Autónoma, asimismo en Tenerife... mas Nivaria es la Isla que aún acumula la superior tasa de pobreza del Archipiélago - 151.308 personas, el 21,5% de la población - y no disfruta de programas, autonómicos, proporcionados a ese amargo liderazgo. Las explosiones sociales, que sean fuera de G. Canaria.

*** *** ***

Y, AY, DE LA CANARIEDAD compartida. Decide "CajaCanarias" abrir oficinas en las Islas Orientales e incluso optar a la adquisición de la llamada Caja Rural de Canarias, ésta, al parecer, con irregularidades y descontentos internos del personal, y con sede en la "fraterna isla redonda". La prestigiada profesionalidad, el discreto esfuerzo tesonero, la dirección lúcida y prudente, el olvido de politiquerías han permitido el recto avance de la entidad tinerfeña y del Archipiélago.

Tal expansión, naturalmente aceptada a las Cajas y Bancos peninsulares y del extranjero, se la rechazan a "CajaCanarias" algunos poderes fácticos canariones. Con escandaleras cínicas, los inquisidores acusan a la institución de perpetrar agresiones... porque procede de Tenerife. Le permiten que sea de la Comunidad para financiarles el desarrollo grancanario, pero le prohíben hacerse presente en las calles y entre la vecindad. Dado que un colega provinciano, con apéndice o caballo de Troya instalado en esta Capital, enfogueta a Torquemadas y alguacilillos, de paso que conmemora, feliz, el 75 aniversario de la división provincial, le preguntaremos hasta cuándo intentará el juego sucio de encubrir su recalcitrante localismo con las apariencias de servicio a toda Canarias. Supercherías a gogó. Entre desafinadas, foráneas, subsidiadas y pleitistas.

*** *** ***

ASUNTOS PARA NO OLVIDAR

* Camuflado en la falsa solidaridad, J.M. Soria se congratula de que el Gobierno Aznar imponga a Tenerife un centro de retención de africanos. No hemos visto que el presidente "regional" del PP demuestre ser algo solidario con las afecciones tinerfeñas a cuenta de la invasión, por aeropuertos y puertos, de miles de blancos. Menos alcaldadas y más sentido de Comunidad y de Estado.

* El 21 de septiembre de 1927, Primo de Rivera dictó el divisionismo provincial. Hoy, el Sanedrín y cachanchanes están por la provincia única, de exclusiva Capitalidad allí, aprovechándose del obvio desbarajuste autonómico. Mal vamos.