Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
CCOO echa por tierra el convenio de hostelería firmado para la provincia tinerfeña leer

Bienvenidos a Santa Cruz, señores TURISTAS

Cuando se cumplen cincuenta años de la mítica película de Berlanga, "Bienvenido, mister Marshall", en la Capital La ciudad quiere abrirse al que llega de paso a ella, al que pueda y quiera invertir, al que se gaste el dinero se espera la llegada de los visitantes con las mismas ansias que en el ficticio pueblo las inversiones americanas. y deje beneficios en esta tierra. En este sentido, el mejor mercado es, con bastante diferencia, el peninsular.
EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
23/sep/02 6:22 AM
Edición impresa

El turismo vuelve siempre a la actualidad informativa con el verano. En nuestra Isla son varias las zonas con tradición y ascendiente para los visitantes, tanto nacionales como extranjeros, pero la Capital, que carece de ese componente histórico, no ha logrado subirse al carro. Los encargados del asunto lo siguen intentando, pero los últimos datos no son del todo halagüeños.

El número de turistas llegados a Tenerife en agosto subió un 1,63% en relación al mismo mes de 2001, gracias a un aumento del turismo peninsular, si bien en los ocho primeros meses del año el descenso de visitantes fue del 2,21% y se situó en 3.199.720. En agosto se registró un aumento del 26% en la llegada de visitantes nacionales, y si se tienen en cuenta los ocho primeros meses del año el aumento de turistas españoles fue del 8,38. Sin embargo, entre enero y agosto el turismo británico bajó un 1,16 y el alemán un 12,41.

Son los datos fríos de un sector que parece en crisis, pero, ¿qué pasa en la Capital?

También en Santa Cruz, según el último informe estadístico del Centro de Iniciativas Turísticas (CIT), en agosto se registró una importante baja en el número de visitantes, al menos entre los que llegaron a diario en excursiones programadas, la gran mayoría. En 2001 fueron 49.925 y este año 41.300, o sea un 17,3% menos. También hubo caída en la media diaria, de 1.610 a 1.332 visitantes.

El único dato positivo es el aumento de turistas españoles hasta en un 12,07%. El mayor descenso se registra entre los británicos que de un 9,66 pasan al 4,29%.

La mayor parte de estos turistas estaban alojados en otros puntos de la Isla y en esa única jornada visitaron la Capital. Son datos negativos que el CIT, a nivel global de Tenerife, justifica en factores como la ralentización económica, la adaptación al euro, el incremento de la inflación en los mercados emisores, los nuevos mercados emergentes en la temporada de verano, la fuerte competencia con los destinos del Gran Mediterráneo, los destinos con políticas comerciales muy agresivas o las subvenciones a los agentes implicados por parte de los países competidores dentro de sus políticas estatales.

Pero hay otras causas intrínsecas a la propia Capital, que el CIT también enumera: bajo poder adquisitivo de los turistas que llegan; descenso del gasto diario; desinterés por lo que no es sol y playa; apatía por la excursión de compras a la Capital; obras en general en la ciudad durante los últimos años que desmotivan a los touroperadores a realizar la excursión diaria, ya que se pierde mucho tiempo en las entradas y salidas; problemática en el estacionamiento de guaguas turísticas; obras en el centro de la ciudad y carencia de un Plan Estratégico Turístico en la ciudad. En este último apartado, y vista la situación poco halagüeña, el CIT trabaja en la creación de dicho plan para presentarlo al Ayuntamiento como borrador de trabajo.

Hay que tener en cuenta que el acceso a la ciudad lo suelen realizar los visitantes en guagua de forma mayoritaria, bien contratada para la excursión (57%) o de servicio público (23%). Un 14% usan el coche de alquiler, el 4% el taxi y el 2% otras formas de transporte.

Los que llegan en excursión concertada vienen ya guiados y los que utilizan el taxi han llegado a un acuerdo previo con el taxista. Los problemas comienzan para los que usan el servicio público de guaguas o en coche de alquiler. En el primer caso, los visitantes llegan a la terminal y allí no existe ninguna Oficina de Información Turística, ni señales adecuadas, ni paneles informativos, ni folletos, ni planos. Los que acceden a la ciudad en coche de alquiler se encuentran con graves dificultades, ya que la señalización alternativa de las vías de penetración a la ciudad brillan por su ausencia a consecuencia de las obras o varían constantemente, los turistas se encuentran con muchos impedimentos. A la hora del aparcamiento no existen paneles electrónicos informativos donde se puedan ver los párking disponibles y su estado de ocupación. Pierden mucho tiempo con el vehículo en la ciudad. Literalmente, se pierden.

Otros aspectos preocupantes para el CIT: 1.- Los restaurantes de comida típica fueron los más solicitados, pero la paradoja es que casi no existen. 2.- El interés por comprar desciende cada año y en agosto sólo el 2,46% de los visitantes tuvieron la intención de adquirir algo. Es necesaria una campaña para compras en la ciudad, un plan agresivo comercial para los turistas. 3.- Es preocupante que sólo el 1,56% tenga interés por visitar los museos, lo que parece demostrar que las administraciones competentes deben trabajar más y mejor la comercialización de los centros culturales con los agentes. 4.- La media de tiempo de estancia en la Capital fue de 4,30 horas. Así valoran los turistas los servicios: Seguridad, 8. Limpieza, 7. Accesos a la ciudad, 2. Aparcamientos, 3. Jardines, 8. Señalética, 1. Información, 3. Amabilidad, 9. Oferta cultural, 4. Calidad-precio, 7. Calidad de vida, 7. El portal de Internet del CIT es uno de los más visitados y leídos de toda Canarias y uno de los más importantes a nivel nacional en el sector. Entre enero y agosto han entrado en la pagina web 3.256.086 ciudadanos, con una media mensual de cuatrocientos mil visitantes, 13.500 al día. La iniciativa más reciente pasa por cambiar totalmente la imagen de la entrada a la ciudad para los pasajeros de los cruceros que visitan el muelle capitalino, ya que acceden por un túnel muy deteriorado. La Autoridad Portuaria construirá un muelle de enlace y el Ayuntamiento ha solicitado una entrada acorde, estéticamente agradable e iluminada. Este punto de entrada coincidirá tras la reforma con el actual kiosko de información situado en la Plaza de España. En definitiva, una situación bastante precaria que sólo alivian la buena predisposición y amabilidad de los habitantes de la Capital.