Vivir

Científicos españoles descubren que el exceso de una proteína llamada securina produce tumores


EFE, Madrid
23/sep/02 6:22 AM
Edición impresa

El exceso (sobreexpresión) de una proteína llamada securina, que está presente en las células humanas, puede generar tumores, tal y como demuestra una investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Sevilla y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El trabajo, que se publicará hoy lunes, día 23, en la revista "Nature Genetics", según informó el CSIC, demuestra que "cuando los niveles de esa proteína - cuyo nombre científico es hPTTG1 - son muy altos la consecuencia es la generación de tumores", explicó José Antonio Pintor - Toro, investigador del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología del Consejo.

La razón, según muestra este importante estudio, es que la sobreexpresión de la securina impide el funcionamiento de otra proteína, la p53 - conocida como "el guardián de la célula", que se activa cuando una célula tiene el ADN dañado, para repararlo o para provocar el suicidio celular (apoptosis).

Efecto mortal

El efecto del "secuestro" de la p53 es que la célula "no recibe la voz de alarma" y no sabe "que tiene que morirse o reparar ese daño", dijo Pintor - Toro.

La hPTTG1 o securina interviene en la división celular impidiendo que ésta se produzca de forma prematura, para asegurar que las dos células surgidas de esa división - "células hijas" - tengan exactamente el mismo número de cromosomas.

Hasta ahora se había demostrado que las células que carecen de securina reparten de forma desigual los cromosomas entre las hijas, lo que favorece la aparición de tumores.

La innovación del estudio es que observa los efectos de la situación opuesta, es decir, de la excesiva presencia de esa proteína en las células.

Este descubrimiento repercutirá a partir de ahora en el tratamiento de los tumores ya que, según explicó Pintor - Toro, muchos de ellos "no responden bien a determinados tipos de quimioterapia" porque "p53 está mutada, es anormal" pero, añadió, "se dan casos en los que, estando bien la proteína p53, el tumor no responde a la quimioterapia".

Para concluir, hay que resaltar que el científico español José Antonio Pintor - Toro manifestó en el día de ayer que ahora se sabe que "aunque p53 esté bien, si la otra proteína está secuestrando es como si no estuviera o estuviera mal porque no hace la función que tiene que hacer", lo que ayudará a elegir la forma más idónea de combatir cada tumor.