La Laguna

"El Plan hay que creérselo", remarca la arquitecta María Luisa Cerrillos

La responsable del equipo redactor manifestó que La Laguna "da para muchísimo y sería un disparate no aprovechar esta ocasión. Serán los ciudadanos y no los técnicos los que van a decidir a dónde va el PEP".

EL DÍA, La Laguna
24/sep/02 14:15 PM
Edición impresa
Durante la rueda de Prensa, Cerrillos insistió en una idea para ella fundamental: "No se trata de producir papel, ni dibujar preciosos alzados; si la rentabilidad entendida en todas sus formas para el casco no se plasma, entonces habremos fracasado, por lo que tanto documento simplemente irán a parar a una caja". Otra clave mencionada por la arquitecta es el apoyo político: "Sin él, es imposible, pero en este caso la alcaldesa está siempre dispuesta".
Numerosos son los planes especiales encargados al equipo de María Luisa Cerrillos y Rafael Fontes, muchos de ellos en ciudades declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad como La Laguna. Ella indicó que el hecho de haber vivido en varios países y trabajado en más de catorce "dan una amplitud de miras y la humildad necesaria para realizar este cometido", que, en el ámbito de Canarias, también lleva a cabo en la ciudad grancanaria de Arucas.
Considera, por otro lado, que la única forma de conseguir la recuperación de un centro histórico es entendiendo el valor patrimonial de la ciudad histórica como un activo de la ciudad capaz de generar riqueza y calidad de vida a sus ciudadanos; concibiendo la "protección", no como la sucesión de una serie de obstáculos, prohibiciones, impedimentos y decisiones arbitrarias, sino como el resultado de procesos estratégicos de revitalización en los que tienen que participar todos los agentes sociales que tienen algún papel en el desarrollo de la ciudad: residentes, comerciantes, promotores, constructores, operadores turísticos,...
Por su parte, el concejal José Miguel González comentó que "la preocupación por sacar adelante el plan ha propiciado el consenso de todas las formaciones políticas para hacer compatible la salvaguarda del notable patrimonio con el que cuenta La Laguna y el desarrollo de la ciudad". "La puesta en marcha del PEP es una satisfacción y se emprende el camino correcto para que los propietarios cuenten con un instrumento para saber que pueden o no hacer en materia de intervenciones". "Todo ello revertirá - añadió - en el hecho de que a los titulares no les suponga una carga sus propiedades, sino que éstas sean un activo y que se definan ventajas fiscales y subvenciones".