Actualidad

Tensión con Marruecos

El ministro marroquí desconvocó la reunión que tenía prevista para ayer con Ana Palacio después de que denunciara que una avioneta española violó su espacio aéreo.

24/sep/02 6:22 AM
Edición impresa

Segundo incidente

Apenas unas horas después de que un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos denunciase la violación del espacio aéreo marroquí por parte de un helicóptero español que había sobrevolado Perejil, motivo de la suspensión del encuentro que Mohamed Benaissa debería haber mantenido ayer con su homóloga española, Ana Palacio, la diplomacia alauí denunció un segundo incidente, en este caso provocado por un avión tipo "Cessna" de la Armada española que "sobrevoló en varias ocasiones, no solamente el islote marroquí de Tourah (Perejil), sino también la región continental de Oued al Mersa, en el interior de la coste norte del país", según hizo público.

El avión, de Tele 5

La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, aseguró que el avión "Cessna" al que Marruecos acusó de haber violado su espacio aéreo, no pertenecía al Ejército sino a un medio de comunicación español. De hecho, la cadena de televisión Tele 5 emitió en el informativo de la noche un reportaje sobre el islote en el que explicaba que la avioneta que sobrevoló Perejil, y que Rabat creía del Ejército, formaba parte de un equipo de la cadena. Un portavoz de Tele 5 informó de que una avioneta privada contratada por sus servicios informativos sobrevolaron ayer las cercanías del islote de Perejil controlada desde las torres de Málaga y Sevilla y sin entrar "en ningún momento" en el espacio aéreo de Marruecos. EFE, Rabat

El ministerio marroquí de Asuntos Exteriores denunció ayer "una nueva violación de su espacio aéreo" por parte de "un avión de la Marina española, del tipo Cessna, que llevaba el nombre Armada".

Según un comunicado del ministerio marroquí de exteriores, esta avioneta "sobrevoló ayer varias veces no sólo es islote de Perejil, sino también "la región continental de Ued El Mersa, en el interior de la costa norte del país".

"Un avión de la Marina española, del tipo Cessna, que llevaba el nombre Armada, ha violado en la mañana de ayer el espacio aéreo nacional al sobrevolar varias veces, no sólo es islote marroquí de Turá (nombre marroquí de la isla de Perejil), sino también la región continental de Ued El Mersa, en el interior de la costa Norte del país", afirma el comunicado.

Añade que las autoridades marroquíes "denuncian, de nuevo y con fuerza, este nuevo acto de violación patente y manifiesta de su espacio aéreo nacional".

Tras expresar su "total reprobación de tales actos", el ministerio marroquí de Exteriores lamenta que "se repitan desde hace varias semanas" y considera que "no tienen justificación de ninguna clase".

"Las autoridades marroquíes se preguntan, con preocupación, sobre los objetivos perseguidos por el ejército español mediante la multiplicación constatada de actos de violación, diversos y reiterados, del espacio aéreo marroquí, cuando los dos países se preparaban para abrir un diálogo franco y sereno sobre el conjunto de sus relaciones bilaterales", agrega el comunicado.

El ministerio marroquí de Asuntos Exteriores anunció el domingo que el titular de este departamento, Mohamed Benaissa, no viajaría ayer a Madrid para entrevistarse con la ministra española de Exteriores, Ana Palacio, en protesta por el supuesto aterrizaje de un helicóptero español en la Isla Perejil.

El Gobierno español negó ayer la versión marroquí e informó de que, al observar un movimiento militar marroquí en las cercanías de la isla de Perejil, un buque y un helicóptero del ejército se desplazaron a la zona hasta que comprobaron "el cese de dichos movimientos". "El helicóptero en cuestión se limitó a sobrevolar la zona, sin aterrizar en ningún momento en el islote".

Negó que estos hechos "hayan supuesto violación alguna del acuerdo de mantenimiento del statu quo sobre la isla de Perejil alcanzado el pasado 22 de julio" y reafirmó "su voluntad de continuar respetando dicho acuerdo".

Este nuevo incidente diplomático entre España y Marruecos se produce cuatro días antes de que se celebren en el reino alauí las elecciones legislativas, el próximo 27 de septiembre, las primeras bajo el reinado de Mohamed VI.