Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Renault nombra una dirección provisional y mantiene a Ghosn como presidente leer

El edificio de la Rambla de Pulido no tiene cimientos y está próximo a la ruina

El arquitecto que dirige la obra, Jesús Romero Espejas, comunicará a la asamblea vecinal, el 3 de octubre, su diagnóstico en relación al estado del inmueble, para que los propietarios decidan si se incoa expediente de derribo.

EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
24/sep/02 6:26 AM
Edición impresa

El arquitecto que dirige desde hace cinco meses la obra de rehabilitación del inmueble dañado en la Rambla de Pulido, Jesús Romero Espejas, aseguró a EL DÍA que el edificio carece de cimientos y, por lo tanto, está muy próximo a la ruina.

Así lo señaló ayer el arquitecto, quien comprobó la ausencia de cimentación al realizar las catas pertinentes.

Después de comunicárselo al Ayuntamiento de Santa Cruz, Romero Espejas acometió la tarea de instalar una estructura hormigonada en el segundo sótano del inmueble, a base de hormigón especial, más líquido que el convencional, como el que utiliza Obras Públicas, que es de secado rápido, tal y como explicó el propio experto.

En el día de ayer, desde las 8:00 horas hasta el atardecer, los operarios trabajaron en los bajos del inmueble con tres hormigoneras para reforzar la cimentación, con el objetivo de poder apuntalar el edificio y garantizar la seguridad para abrir la vía al tráfico como estaba previsto, a finales de septiembre o, a lo más tardar, a primeros de octubre.

El arquitecto indicó que estas operaciones no retrasarán la apertura de la calle, sino que, más bien son una garantía para cuando se permita la circulación por ella.

En cambio, sí indicó que la deficiencia es tan grave que quizás no se pueda recuperar el edificio. En este sentido, Romero Espejas manifestó que el día 3 de octubre se reunirá con la asamblea vecinal de afectados para manifestarles su informe definitivo.

Más que hacerlo nuevo

En cuanto al tiempo que se tardaría en arreglar la estructura para que los propietarios pudieran volver a sus casas, el técnico declaró que es difícil precisarlo, aunque adelantó que rehabilitar el edificio llevará más tiempo que hacerlo nuevo.

También se está acometiendo el refuerzo de la fachada como garantía de seguridad para abrir la calle debido, sobre todo, a los serios inconvenientes que el cierre de esta vía principal está ocasionando a los negocios y a los vecinos por encontrarse cortada desde el pasado 6 de abril, desde Weyler a Jesús y María.

Este periódico ha intentado, sin éxito, conocer la valoración del Ayuntamiento, ya que no fue posible contactar con el concejal responsable de Urbanismo, Norberto Plasencia, a quien se intentó localizar, en la tarde de ayer, a través del Gabinete de Prensa.