Sucesos

Detenidos dos sudamericanos en un piso de Santa Cruz e incautados 200 kilos de coca

El operativo permanecía abierto y en el mismo participaron agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) del Cuerpo Nacional de Policía. Es muy probable que sea la continuación de otro que comenzó en Candelaria, donde se detuvo al cabecilla de la red.

EL DÍA, S/C de Tenerife
24/sep/02 9:47 AM
Edición impresa

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) detuvieron el pasado viernes a dos individuos al parecer de nacionalidad venezolana y colombiana en el edificio Filadelfia en esta Capital, a los cuales se les intervino gran cantidad de cocaína, que algunas fuentes manifestaron que podría alcanzar los 200 kilos, extremo éste que no pudo confirmarse con el portavoz de Prensa de la Comisaría Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

Aunque nada ha trascendido, fuentes oficiosas del CNP consultadas por EL DÍA manifestaron que efectivamente se detuvieron a dos personas, pero que la cantidad incautada se aproxima a la anteriormente manifestada. En este servicio al parecer varias dotaciones de la Policía Local colaboraron asegurando las entradas y salidas al edificio.

Es muy probable que estas detenciones formen parte de una operación que fue adelantada por este diario y que comenzó en el edificio Alsaca IV de Candelaria con el arresto de dos ciudadanos de nacionalidad colombiana y que fue efectuada por la misma unidad apoyada por funcionarios de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

Este operativo llevaba abierto desde el pasado día 11 de agosto y aunque en Candelaria los funcionarios no hallaron restos de drogas, sí se incautaron de importante documentación. La droga al parecer había sido desembarcada de un velero y su cantidad podría ascender a los 300 kilos.

Los detenidos en la Villa Mariana eran el supuesto cabecilla de la red, que se escondió en un armario a la llegada de los agentes con la comisión judicial, y su "sicario", que fue localizado en otra vivienda en la calle El Pozo del mismo municipio.

Las mismas fuentes consultadas por EL DÍA manifestaron que en los próximos días se dará una rueda de Prensa.

Otros 48 kilos en el Sur

Por otra parte, dos hombres de nacionalidad venezolana, uno de ellos de 77 años, han sido detenidos por la Guardia Civil en el aeropuerto Tenerife Sur cuando intentaban introducir en la isla 48,3 kilos de cocaína.

La droga, cuyo decomiso se produjo en colaboración entre la Guardia Civil y la Policía, estaba oculta en el interior de dos maletas transportadas en un vuelo procedente de Venezuela, informaron fuentes de la 151 Comandancia.

La Guardia Civil sospechó de la posibilidad de que hubiera droga en las maletas después de pasarlas por un escáner porque permanecían en la cinta de equipajes sin que nadie las reclamara.

Las dos maletas habían sido facturadas a nombre de L.F.B.V., de 77 años, quien no había podido recogerlas porque en ese momento estaba retenido por agentes de aduanas de la Policía Nacional, que habían observado irregularidades en su pasaporte.

Para localizar al receptor de la droga, tres agentes de la Guardia Civil se camuflaron entre las personas que esperaban la llegada del vuelo de Venezuela y en el momento en que una persona se acercó al hombre que las transportaba se procedió a su detención, y fue identificado como J.C.M.D., de 49 años.

Los dos hombres fueron trasladados a las dependencias de la Guardia Civil, en donde se procedió a la apertura de las maletas y se hallaron los 48.300 gramos de cocaína distribuidos en bloques.

Según las primeras investigaciones, el portador de las maletas, L.B.F.V de 77 años, realizó el viaje a cambio de dinero.

Por último, la Guardia Civil de Tacoronte detuvo a O.H., un hombre de 39 años, como presunto autor de un delito contra la salud pública. Los agentes que realizaban una patrulla por El Sauzal, observaron cómo el detenido se encontraba golpeando una puerta de un garaje y dando gritos. Personada la pareja en el lugar comprobaron que tenía 10 plantas de marihuana que cultivaba en el jardín de ese domicilio. En total arrojaron un peso de 3.500 gramos. Además se le intervino diversa bebida que pudiera contener alguna cantidad de marihuana.