Actualidad

El Estado convertirá Tenerife I en centro de retención de inmigrantes

Cabildo y Ayuntamiento de Santa Cruz piden diez días a Madrid para buscar una alternativa, que ayer sorprendentemente no presentaron en la Subcomisión de Inmigración.

EFE, Las Palmas
25/sep/02 6:27 AM
Edición impresa

El centro de retención de inmigrantes de Tenerife estará ubicado en principio en el antiguo centro penitenciario Tenerife I, con un presupuesto de más de tres millones de euros, aunque el Cabildo y el Ayuntamiento de Santa Cruz pidieron un plazo de diez días para estudiar la posibilidad de presentar un emplazamiento alternativo.

Ese acuerdo se cerró ayer en una reunión de la Subcomisión Canarias-Estado para la Inmigración y la Extranjería celebrada en Las Palmas de Gran Canaria con la asistencia del secretario de Estado para la Extranjería y la Inmigración, Ignacio González, y el consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno autónomo, Marcial Morales, entre otros representantes de ambas instituciones.

Canarias dispondrá de cuatro centros de retención y dos de acogida de inmigrantes para dar respuesta al incremento de la llegada de pateras a sus costas, con un total de 1.500 plazas, 500 de las cuales estarán en Tenerife, donde hasta ahora no existía ninguna.

A la reunión, que se prolongó durante más de cuatro horas, acudieron invitados los presidentes de los cabildos y los alcaldes de las Capitales de las Islas afectadas por la instalación de los centros: Fuerteventura, Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife.

Ahora existen centros en Fuerteventura (dos de retención), Lanzarote (uno de retención) y Gran Canaria (uno de retención y otro de acogida), pero ninguno en Tenerife, donde se abrirá uno de cada tipo.

Cierres en Fuerteventura

La instalación de acogida también se levantará en el municipio de Santa Cruz de Tenerife, en concreto en la zona de Muñeco de Nieve, junto a la autovía en Las Chumberas.

Con el nuevo diseño de las redes de centros se abrirá uno nuevo en Fuerteventura y se cerrarán los dos actuales, que se pusieron en marcha de forma provisional, y se sustituirá el de acogida de Gran Canaria por otro, dijo Ignacio González al término de la reunión.

De ese modo, Gran Canaria y Tenerife tendrán un centro de retención y otro de acogida cada una, mientras que Lanzarote y Fuerteventura dispondrán de uno del primer tipo, y cada una de las instalaciones tendrá una capacidad de 250 plazas.

El secretario de Estado aseguró que la citada será la red básica de infraestructuras, pero precisó que se mantendrán otros centros en la reserva para atender las avalanchas de inmigrantes que se producen en determinados momentos. Para ello se acometerá la ampliación y mejora en los actuales centros de Fuerteventura, Gran Canaria y Lanzarote, por valor de 2.500.000 euros, "para tener la capacidad de respuesta atender adecuadamente a estas personas", según argumentó.