Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El asesino de Pioz cumplirá prisión permanente revisable leer

Las rebajas de verano en Tenerife arrojan los peores resultados de los últimos 5 años

La patronal Fedeco avanzó a EL DÍA que las cifras de venta son "muy malas", con reducciones que oscilan entre el 10% del Sur y el 50% del Norte. En Santa Cruz, la caída llegó al 20%, pese a que este año había un importante volumen de mercancía y mayores descuentos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
25/sep/02 6:28 AM
Edición impresa

La campaña estival, que terminó el pasado día 7 en la provincia tinerfeña, ha sido la peor de los últimos cinco años, según aseguró el presidente de la Federación de Comercio de Tenerife (Fedeco), Luis de Miguel.

Explicó que, pese a que en su inicio, el pasado mes de julio, las ventas fueron fluidas, se produjo un parón en agosto que se ha traducido en un descenso muy acusado en la globalidad de la geografía insular.

Señaló que los datos recogidos en Tenerife ponen de manifiesto que en la zona de Santa Cruz el descenso de las ventas respecto a la campaña del año pasado llegó a un 20%. Asimismo, la zona Norte fue la que registró los peores resultados, oscilando la caída entre un 40% y un 50%. En el área Sur, donde las ventas de rebajas registran siempre una menor incidencia, la reducción estuvo en torno al 10%.

Luis de Miguel calificó estos resultados de "muy malos", pese a que, insistió, han sido unas rebajas en las que se ha puesto a la venta un amplio volumen de mercancía de temporada, a la que, insistió, se le han aplicado descuentos superiores a los de años pasados, llegándose hasta el 60%.

Entre las causas de esta reducción, que, afirmó, es extrapolable al conjunto del Archipiélago y se enmarca dentro de la tónica del resto del país, se refirió a un descenso del consumo a nivel mundial y a un incremento de la oferta comercial, en especial a través de grandes superficies. Esto, puso de manifiesto, está teniendo un efecto negativo tanto en el pequeño como en el mediano comercio.

Luis de Miguel manifestó que este sector no puede regular gastos, como lo hacen las grandes superficies, por lo que este tipo de situaciones ponen en peligro su subsistencia.

El efecto del euro

Por otro lado, hizo hincapié en que la implantación del euro ha contribuido también a un descenso en el volumen de compras, teniendo en cuenta, puntualizó, que ha conllevado un incremento de los precios en origen de los productos.

Todo esto, puntualizó, ha originado que muchos comercios continúen llevando a cabo descuentos, después de que haya terminado el plazo de dos meses contemplado para las rebajas. De esta forma, manifestó, los pequeños comercios intentan eliminar la mercancía que todavía acumulan, de cara a ganar liquidez y poder hacer frente a la nueva temporada.

De Miguel mostró su temor de que las ventas en rebajas se conviertan en el avance de lo que va a ser la tónica de la próxima temporada de otoño e invierno.

Ante esto, el titular de Fedeco mostró su confianza en que desde el Gobierno Autónomo se tome cartas en el asunto y se trabaje de cara a preservar un sector que tanto desde el punto de vista económico como del empleo es importante para el conjunto del Archipiélago.