La Laguna

Cabildo, Ayuntamiento y Obispado acuerdan construir el Centro Cultural San Agustín

El convenio suscrito ayer permitirá que el municipio cuente con un nuevo centro de congresos y actividades culturales, una infraestructura que se adecuará a la parcela donde se encuentran las ruinas de la iglesia de San Agustín y el edificio anexo de los Hermanos Betlemitas.

EL DÍA, La Laguna
25/sep/02 14:15 PM
Edición impresa

La ejecución del nuevo centro cultural trae aparejado la búsqueda de una solución para seguir garantizando la labor social que se presta por parte de los Hermanos Betlemitas, próximos a las nuevas infraestructuras, quienes se trasladarán a un nuevo centro, cuya edificación será financiada por el Cabildo de Tenerife.

El acuerdo para permutar parcelas y realizar las transmisiones patrimoniales necesarias para llevar a cabo estas inversiones ha sido firmado ayer por el presidente del Cabildo, Ricardo Melchior; la alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas, y el obispo de la Diócesis de Tenerife, Felipe Fernández.

Compromisos

El Cabildo se compromete a entregar al Obispado más de un millón de euros para construir un edificio destinado a residencia geriátrica, que podrá ser utilizado por los Betlemitas para continuar la labor que lleva a cabo la Orden de Belén de atención a enfermos y disminuidos psíquicos.

Este centro será construido en una parcela que cederá el Ayuntamiento de La Laguna al Obispado, a cambio de la titularidad de la superficie donde se encuentran las ruinas de la antigua iglesia de San Agustín, que sufrió un devastador incendio el 2 de junio de 1964.

La Corporación insular incluye en este mismo acuerdo la cesión en uso al Obispado de la iglesia del Hospital de los Dolores, a fin de ser abierta al culto católico.

El resto de la edificación del antiguo hospital, cuya restauración está en ejecución, será destinada a biblioteca, cuya gestión será compartida con el Ayuntamiento de La Laguna.

Un gesto

Por su parte, el Obispado ha anunciado que también se pondrá en contacto con los familiares de los difuntos cuyos restos se encuentran en las sepulturas existentes en la antigua iglesia de San Agustín, con la finalidad de adoptar un protocolo con cada una de ellas y poder trasladarlos a la capilla que se encuentra en las dependencias del Hospital de los Dolores.