Sucesos

Un menor comparece, en un mismo día, por robo, falsificación de pasaporte y fuga

El Juzgado de Menores de la Capital celebró tres causas distintas en las que el acusado se manifestó autor de manipular un cajero bancario en Playa de las Américas, de evadirse del Centro Hierbabuena de Güímar y de modificar documentos oficiales que acreditan su identidad.

EL DÍA, S/C de Tenerife
26/sep/02 9:47 AM
Edición impresa

El Juzgado de Menores de la Capital tinerfeña celebró, en un solo día, tres causas contra un menor de edad por delitos de quebrantamiento de condena, robo utilizando el método del "lazo libanés" y falsificación de su pasaporte.

El citado juzgado ha impuesto al joven de 17 años pasar seis meses de libertad vigilada por un delito de quebrantamiento de condena por haberse fugado del Centro Hierbabuena de Güímar.

Según la sentencia, "el día 9 de diciembre de 2001, el menor que usaba otros dos nombres, se encontraba ingresado en el Centro de Menores Hierbabuena, sito en Güímar, en cumplimiento de una medida cautelar de internamiento acordada por este juzgado, aprovechó un descuido del personal de vigilancia para subir a la azotea de dicho recinto y, desde allí, saltar al exterior".

El día 16 de julio de 2002 el menor se personó en las dependencias de la Sección de Menores de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, sin que consten los lugares en que haya podido estar durante el tiempo en que ha permanecido fugado.

En el texto legal se dice que "los hechos son constitutivos de un delito de quebrantamiento de condena".

De lo actuado se desprende que el joven no es consumidor de drogas. "Presenta un aceptable nivel de competencia social, carece de referencias familiares en la Isla, al margen de amistades inmersas en el mundo de la delincuencia contra la propiedad que ejercen gran influencia sobre el menor, debiéndose favorecer, para el caso de que permanezca en España, su inserción sociolaboral", se recoge en la sentencia.

El segundo juicio

El mismo joven compareció el mismo día ante el juez para responder de un delito de robo con fuerza en las cosas, por el que fue condenado a pasar tres meses de libertad vigilada.

Según la sentencia "el día 28 de noviembre de 2001, el joven se puso de acuerdo con otro individuo mayor de edad y, después de manipular un cajero automático de una entidad bancaria de Playa de las Américas, de modo que las tarjetas que introdujeran los clientes se quedaran atascadas, vio cómo un señor había introducido una tarjeta en el cajero y aprovechó para hacerle creer que quería ayudarle" y averiguar de ese modo el número secreto y, cuando éste se alejó del lugar pensando que la tarjeta se había quedado atascada, procedió a recuperarla mediante el mecanismo conocido como "lazo libanés". Acto seguido realizó con ella cuatro extracciones por un total de 763 euros.

El menor fue detenido al día siguiente cuando tenía en su poder la citada tarjeta de crédito y otras dos que tampoco le pertenecían, con las que intentaba realizar nuevas operaciones fraudulentas.

El tercer delito

El mismo día, el menor comparece ante el juez por un delito de falsedad en documento oficial por lo que se le imponen tres meses de libertad vigilada.

Según consta en la sentencia, "en los primeros meses de 2001, el menor que también utiliza otro nombre, alteró el pasaporte de la República de Checoslovaquia haciendo constar como titular a un tal V.D., nacido el 3 de abril de 1983, e insertando y pegando manualmente su propia fotografía, siendo este documento con el que se identificó el día 13 de marzo de 2001, al ser detenido por la Guardia Civil, en el aeropuerto Reina Sofía".