Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Canarias, segunda comunidad con más agresiones de alumnos a profesores leer

"Nadie quiere a los inmigrantes en Tenerife I, pero es la opción menos mala", según Morales

El consejero afirma que se optará por esta vía si el Cabildo no halla una alternativa en los próximos días, mientras esta Corporación confirma que, el próximo día 30, ofrecerá al Ministerio de Trabajo un listado con centros dependientes del Estado en los que podría acometerse la obra.

EL DÍA/EFE, Tenerife/Las Palmas
26/sep/02 6:36 AM
Edición impresa

El consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno Canario, Marcial Morales, afirmó ayer que la ubicación de un centro de retención en la antigua cárcel "Tenerife I" es la opción que "nadie quiere", incluido el delegado del Gobierno para la Extranjería y la Inmigración, Ignacio González, pero resulta "la menos mala".

Por ello, reiteró que si el Cabildo de Tenerife no encuentra una alternativa en los próximos diez días se optará por esta vía, aunque no evaluó si las condiciones para aceptar otra posibilidad dificultan que surja otra ubicación viable.

Marcial Morales insistió en que los componentes de la Subcomisión Canarias - Estado para la Inmigración no se levantaron de la mesa hasta que no se cerraron todos los detalles, y recordó que el próximo día 4 se cumple el plazo dado a Tenerife.

El consejero aceptó que se ha producido discusión para poder ubicar dos centros en Tenerife, pero incidió en que ha habido otros alcaldes que han querido actuar según su criterio y, en general, alabó la postura mantenida desde el inicio del fenómeno por Lanzarote y Fuerteventura, que son las que mayor presión han soportado.

En cualquier caso, consideró necesario evitar el "pim, pam, pum partidista", y dijo que "hay que disculpar" a las autoridades locales que no se han ajustado a las necesidades de la inmigración y continuar por la senda actual, ya que se trata de "un momento casi dulce", dado el entendimiento de los implicados.

Tras los acuerdos alcanzados el martes, por los que se ejecutarán los compromisos de habilitar 1.500 plazas para inmigrantes en seis centros, el Gobierno canario tendrá "autoridad moral" para solicitar la solidaridad de las otras comunidades autónomas en el Consejo Superior de la Inmigración", que se celebrará próximamente, subrayó el consejero.