Nacional

Querella contra los ediles de Zaldibia por homenajear a un etarra muerto en Bilbao

La demanda contra los nueve concejales de Batasuna del pueblo guipuzcoano, que gobiernan sin oposición alguna, fue ordenada ayer por el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal. Por su parte, el Gobierno Vasco prohíbe los actos de exaltación en Rentería al otro etarra fallecido.

COLPISA, Bilbao
27/sep/02 6:40 AM
Edición impresa
COLPISA, Bilbao

El Estado puso ayer en marcha todos los instrumentos a su alcance para evitar la esperada cadena de homenajes con los que la izquierda abertzale pretendía enaltecer las figuras de los dos etarras muertos el pasado lunes en el barrio bilbaíno de Basurto al estallarles la bomba que transportaban en un coche.

Por un lado, la Fiscalía presentará una querella contra los ediles de Batasuna en Zaldibia (Guipúzcoa) por conseguir que el ayuntamiento declarara hijo predilecto de la localidad a uno de los fallecidos, Hodei Galárraga. El Gobierno vasco, por su parte, prohibió los actos de exaltación al segundo de los miembros de ETA, Egoitz Gurrutxaga, convocados en su pueblo natal de Rentería.

La querella contra los nueve munícipes "batasunos" de Zaldibia, cuyo consistorio gobiernan sin oposición alguna, fue ordenada ayer por el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, que a primera hora de la mañana mantuvo unas larga conversación telefónica con el fiscal jefe de San Sebastián, Luis Navajas. Según fuentes de la Fiscalía General del Estado, en realidad su titular no tuvo que ordenar la actuación de la fiscalía guipuzcoana porque su titular desde el primer momento defendió la necesidad de actuar ante lo sucedido en el municipio guipuzcoano.

Malversación

El propio fiscal jefe de San Sebastián explicó poco después que la querella denuncia la "exaltación del terrorismo" realizada por el Ayuntamiento de Zaldibia, que no sólo declaró "hijo predilecto" al etarra Galarraga, sino que también acordó correr con los gastos del sepelio y traslado del cadáver, por lo que los ediles también son acusados de un delito de malversación de caudales públicos. Pese a tratarse de un acuerdo municipal, la querella se dirigirá de manera personal contra todos y cada uno de los nueve munícipes de Batasuna que aprobaron la moción.

Según fuentes fiscales, de entrada la Fiscalía guipuzcoana no reclama la suspensión cautelar de los nueve concejales de Batasuna querellados - lo que supondría desmantelar el actual ayuntamiento - , dado que el mismo escrito de querella pide al juzgado de guardia de Tolosa que remita el caso a la Audiencia Nacional, al tratarse de un delito de terrorismo. Será la Fiscalía de este segundo órgano judicial la que decidirá si cabe reclamar medidas cautelares contra los ediles abertzales.

El consejero de Justicia del Gobierno Vasco, Joseba Azkarraga, no quiso valorar la iniciativa fiscal, pero reconoció que "es muy duro" nombrar hijo predilecto "a alguien que, con seguridad, iba a cometer un atentado". El consejero enmarcó sin embargo lo ocurrido en la "terrible situación" que vive el País Vasco y lamentó la muerte de los dos etarras a quienes explotó la bomba que preparaban para matar.

La Consejería vasca de Interior prohibió las dos manifestaciones en Rentería en homenaje al segundo de los etarras muertos en Basurto, previstas la primera para ayer mismo y la segunda para hoy.