Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
Rusia investiga como "acto terrorista" la explosión en un instituto de Crimea leer

Lo tuvo NEGRO, pero...

Ganó Blanco. El corredor del iBanesto.com, que llegó a tener más de 8 minutos de diferencia camino del último puerto, lo pasó mal en los tres kilómetros finales. Roberto Heras sigue de oro.
27/sep/02 15:07 PM
Edición impresa

EFE, La Covatilla/Salamanca

Santi Blanco, del iBanesto.com, vencedor de la etapa, y Roberto Heras, del US Postal, segundo y líder reforzado de la Vuelta tras aventajar a Aitor González en 37 segundos, cumplieron en su tierra un sueño compartido y fueron los grandes protagonistas en la cima inédita de La Covatilla.

Los dos bejaranos no pudieron hacer mejor homenaje a "su" etapa y entre ambos se repartieron la gloria. Blanco alzó los brazos tras cubrir los 193,7 kms. entre Salamanca y La Covatilla en 5h.04.15 y Heras entró a continuación a 39 segundos de su paisano y con 37 de ventaja sobre su principal enemigo en la general, Aitor González, octavo.

Heras y Aitor han sido los elegidos para decidir la Vuelta en la contrarreloj de Madrid. El líder cuenta, en principio y a falta de la difícil etapa de Avila, con 1:12 de renta. Será la lucha del escalador que ha mejorado en las cronometradas contra el contrarrelojista que mejor sube.

Mientras Santi Blanco culminaba con agonía una hazaña que nació en los últimos kilómetros del Puerto de Tornavacas, cuando se marchó en solitario, en La Covatilla se libró la gran batalla entre los favoritos. Era el día señalado de Heras. No hay otro. Y el jefe del US Postal se la jugó con dos ataques marca de la casa que le permitieron marcharse en su particular lucha por morder segundos al cronómetro.

La primera sacudida llegó a falta de 8 kms. Logró irse solo, pero Aitor lpudo enganchar poco después. El corredor del Kelme no perdió los papeles y Sevilla y Beloki tampoco se descomponían, lo contrario que Iban Mayo, fuera de combate desde pie de puerto y a 2:38 del ganador en la cima.

La segunda andanada, a 4 kms. de meta, fue la definitiva. Aitor no pudo seguir, pero al menos, cuando peor lo pasaba, recibió la mano tendida de su compañero Sevilla, quien acató las órdenes de su director. Beloki, reguló mejor. Un hombre de más experiencia que sabe guardar sus fuerzas y dosificarse cuando vienen mal dadas. El corredor del ONCE fue cuarto a 51 de Blanco y en la general tiene idéntico puesto a 2:09. Está a un peldaño del podio, cuyo tercer puesto es de Sevilla a 1:45.

La esperada etapa de la Covatilla no decidió la Vuelta, pues las diferencias "no fueron las deseadas", según Heras y "no son insalvables", según Aitor, por lo que la carrera lleva camino de resolverse con toda la emoción del mundo en el Bernabéu.

La decimonovena etapa entre Béjar y Avila, de 177,8 kilómetros, encuentra el último escenario de montaña con tres puertos: El Alto de la Hoya (3ª), el Puerto de Serranillos (1ª) y el de Navalmoral (2ª), éste a 22 kms. de la línea de meta instalada dentro de la amurallada ciudad de Avila.

Llegar con ventaja a Navalmoral es sinónimo de victoria, ya que se alcanza una gran velocidad en la bajada. En el año 2000 la decimonovena etapa entre Salamanca y Avila finalizó con la victoria del italiano Mariano Piccoli.

el vencedor

"Iba muerto, pero no podía fallar"

"Iba muerto y sufriendo muchísimo, pero me entregué a tope porque veía que ganaba y no podía fallar ante mis paisanos. Con el segundo puesto de Roberto y su liderato es un día perfecto para la afición de Béjar", señaló Blanco. Destacó que su triunfo es de todo el equipo iBanesto.com y se acordó de sus compañeros que hubieron de retirarse. "Se lo quiero dedicar a Mancebo, Mercado y Odriozola, que se han dejado la vida por mi. Esto me compensa. Además están aquí mis padres...", dijo. El de Puerto de Béjar atacó para lograr su segundo triunfo. "Había que arriesgar. Si no atacas no ganas; también lo hizo, y hay que destacarlo Juan Antonio Flecha, quien ha hecho un excelente trabajo".