Tenerife Norte

Ultimátum de los productores de papas a la Consejería de Agricultura

Si hoy, a las 14:00 horas, no hay acuerdo, los agricultores colapsarán Mercatenerife el día 3 de octubre y se encadenarán ante la sede regional "hasta que se solucione el conflicto".

EL DÍA, Puerto de la Cruz
27/sep/02 18:29 PM
Edición impresa

Los productores de papas están hartos de que la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias les "dé largas" en la negociación para resolver el conflicto de la comercialización de los excedentes de este tubérculo. Por eso han impuesto un ultimátum a las autoridades regionales: si no hay acuerdo antes de las dos de la tarde de hoy, los agricultores no se reunirán más con los políticos, colapsarán Mercatenerife el próximo día 3 de octubre y protagonizarán encadenamientos masivos ante la sede de la Consejería en Santa Cruz de Tenerife. Y no piensan parar hasta que el mercado absorba los 4 millones de kilos de papas del país que guardan en sus almacenes.

El presidente de la Cooperativa Agrícola de Benijos, Octavio Dóniz, declaró a EL DÍA que irán "a por todas, ya que la agricultura se muere poco a poco en las Islas y, si esto sigue así, en unos años nadie se dedicará a sembrar".

Las cuatro cooperativas tinerfeñas integradas en la Asociación de Productores Frutículas y Hortifrutículas de Tenerife (Aprofhote) ya no están solas; a su lucha se han unido las sociedades agrícolas sureñas Roques de Fasnia y El Calvario, así como tres cooperativas de Gran Canaria y una de La Palma.

Dóniz lamenta la "prepotencia" con que el Gobierno de Canarias trata a los agricultores y critica que el director general de Política Agroalimentaria, Rodolfo Ríos (CC), "llegue a decirnos que no sembremos más".

"Continúa el fraude"

Los agricultores han radicalizado su postura en gran medida porque "siguen entrando papas de Inglaterra y se siguen vendiendo como si fueran del país". Dóniz aseguró que él mismo ha sido testigo de la llegada a Tenerife de dos contenedores con 50 mil kilos de papa blanca inglesa.

"La situación es insostenible - afirma - , aquí la cosecha bajó entre un 15 y un 20% y aún así no podemos colocar todas las papas en el mercado. El secreto está en que en el Reino Unido se llega a vender el kilo a seis céntimos de euro, con lo que hay gente que se pone las botas, incluidas algunas cooperativas".

"Resulta increíble, pero incluso se llegan a vender papas en las ferreterías. Lo nunca visto. ¿Por qué? Pues porque hay mucha gente que quiere hacer dinero fácil", sentencia.

Desde el inicio de esta polémica, los productores isleños han podido dar salida a alrededor de un millón de kilos, "a pesar de que Mercatenerife no ha colocado la mercancía que tenía apalabrada con algunas cooperativas".

Los agricultores señalan que salieron "indignados" de la reunión celebrada el miércoles con Rodolfo Ríos. Esta indignación podría incrementarse a partir de las dos de la tarde de hoy si no hay un acuerdo satisfactorio para todas las partes.