Actualidad

"Si el Estado no cambia su política de becas, habrá más desigualdades"

José Gómez Soliño reclama a Madrid, durante el acto de apertura del curso académico de la ULL, "que cumpla sus propias normas" en esta materia, y urge a Ciencia y Tecnología a que corrija los "intolerables retrasos" sufridos en la transferencia de fondos para la investigación.

EL DÍA, S/C de Tenerife
28/sep/02 6:42 AM
Edición impresa

José Gómez Soliño, rector de la Universidad de La Laguna (ULL), reclamó ayer, durante la solemne apertura del curso académico 2002 - 2003, que el Gobierno Central reforme el sistema estatal de becas "en un sentido social y administrativamente más ágil", ya que "no es aceptable que las convocatorias se resuelvan tarde y se cobren aún más tarde, no es aceptable que el Ministerio incumpla sus propias normas, ni tampoco que los solicitantes que cumplen los requisitos se queden sin beca por no entrar en los criterios preferenciales a los que obliga la insuficiencia de fondos".

Durante el acto, celebrado en el Aulario de Guajara y encabezado por el presidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, y al que acudieron las principales autoridades civiles, académicas y religiosas, el rector recordó que este año se han quedado sin ayudas compensatorias 452 alumnos de La Laguna, y concluyó que si no se cambia el signo de esta política en cursos posteriores, "se incrementarán las fuertes desigualdades sociales que aún existen en el acceso y permanencia en la Universidad"

Su máximo responsable recordó igualmente que la ULL ha obtenido recientemente financiación para proyectos de investigación "que suponen un 30 por ciento de aumento con respecto a los aprobados en la convocatoria anterior", por lo que llamó a los responsables del Ministerio de Ciencia y Tecnología "para que corrijan, sin mayor dilación, el intolerable retraso que estamos sufriendo en la transferencia de fondos correspondientes a proyectos aprobados en 2001". El rector saludó con esperanza la nueva Ley de Becas del Gobierno Canario, aunque confía en que sus dotaciones "no suplan las obligaciones financieras" de Madrid en este campo, y aplaudió la exención de tasas académicas para alumnos minusválidos resuelta por la Consejería de Educación. En su discurso, José Gómez Soliño ensalzó la actitud "especialmente sensible" del Cabildo en el curso pasado, por sus compromisos de construir un edificio para albergar el Instituto de Enfermedades Tropicales, la cesión de la finca Garoé o la dotación para reformar el Paraninfo.