Vivir
LO ÚLTIMO:
Londres y Bruselas llegan a un acuerdo a "nivel técnico" sobre el 'brexit' leer

El TSJC estima el recurso de Sanidad y declara válidas las oposiciones de 1999

La Sala ha estimado parcialmente el recurso por incongruencia presentado por la Consejería, lo que confirma la validez de los exámenes, aunque se tendrán que rebaremar dos categorías de médicos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
28/sep/02 6:47 AM
Edición impresa

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha estimado parcialmente el recurso por incongruencia presentado por la Consejería de Sanidad y Consumo al fallo de la misma sala que suspendió las oposiciones de la Oferta de Empleo Público de 1999, anunció ayer a EL DÍA el consejero del área, Rafael Díaz Martínez.

La sentencia, explicó el consejero, "es muy importante porque un número elevado de profesionales ven consolidada su posición al considerarse que las pruebas se realizaron correctamente", aunque deja pendientes de rebaremación a las categorías de Pediatría y Odontoestomatología.

Esta circunstancia se produce porque la sentencia del TSJC anuló el baremo o puntuación de los méritos obtenidos por los concursantes pero no los exámenes, como sucedió en la convocatoria de facultativos especialistas de área (FEAS). En este sentido, sólo las dos categorías apuntadas disponían de baremo y no así el resto.

"La sentencia es totalmente firme y se procederá a sacar las listas definitivas", declaró Díaz Martínez en relación al grueso de los opositores. En el caso de los pediatras y odontoestomatólogos, dijo que "en la rebaremación no va a ver ningún tipo de problema".

Indicó que tras esta sentencia, los concursantes de la OPE de 1999 "ya no necesitarán presentarse" a las oposiciones extraordinarias de 2002, al ver consolidada su situación, y anunció que la primera prueba del nuevo proceso será el 27 de octubre, fecha del examen de los médicos especialistas.

La CESM, conforme

Por su parte, el secretario del Sindicato Médico de Tenerife, Toribio González, calificó de "positiva" la sentencia del tribunal porque no echa por tierra la totalidad del proceso selectivo sino deja pendiente únicamente la rebaremación de los méritos en dos categorías profesionales, que calculó no superarán el medio centenar de plazas.

González indicó que la sentencia del TSJC despeja muchas dudas ante la proximidad de la OPE extraordinaria de 2002 y "no crea falsas expectativas en el resto de los opositores".