Tenerife Norte

Los cazadores piden el cese de "las matanzas" de muflones en el Teide o volverán a movilizarse

La Asociación de Sociedades de Cazadores de Canarias afirma que Parques Nacionales ha abatido "de forma indiscriminada" unos 45 ejemplares desde principios de mes.

EL DÍA, La Orotava
29/sep/02 18:29 PM
Edición impresa

La Asociación de Sociedades de Cazadores de Canarias amenaza con nuevas movilizaciones, "si no cesa la matanza de muflones que en la actualidad ejecutan los operarios del Parque Nacional de las Cañadas del Teide y una cuadrilla de 7 cazadores de la Isla". Según señaló ayer a EL DÍA uno de los portavoces de este colectivo, Pedro Morales, "desde el día 3 de este mes, cada martes y miércoles se está ejecutando una masacre, ya que no es selectiva".

Los cazadores solicitarán en breve una reunión con la viceconsejera de Política Territorial y presidenta de la Comisión Mixta de Parques Nacionales, Milagros Luis (CC), para exigir el cese "esta campaña de erradicación".

En el caso de que Luis Brito no acceda a sus peticiones, los 400 aficionados a la caza mayor de la Isla tienen previsto iniciar nuevas protestas en Santa Cruz, Puerto de la Cruz y Playa de las Américas. La idea de los cazadores es concentrarse en zonas muy transitadas y representar las supuestas matanzas que se cometen en Las Cañadas con cabezas disecadas de muflones y sangre simulada.

Morales critica con dureza a Parques Nacionales por usar a siete cazadores "afines" en estas batidas "casi secretas", "con el único objetivo de crear división en el colectivo".

"Pudieron hacer como siempre y convocar a todos los cazadores para sortear quién participaría en las jornadas de control de la población de muflón, pero han preferido sembrar discordia y matar de todo", denuncia.

Según la citada asociación, "el pasado día 24 se escucharon hasta 40 tiros de rifle en la zona de Pico Viejo y, hasta el momento, calculamos que se han abatido 45 ejemplares".

Morales también critica los métodos que supuestamente utilizan los responsables del Parque Nacional para abatir a estos animales, "como las trampas o collares transmisores, que sirven para preparar auténticas emboscadas".

Este periódico intentó ayer, sin éxito, conocer la versión sobre este asunto del Patronato del Parque Nacional de Las Cañadas y del Ministerio de Medio Ambiente.