Hora última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer

La falta de energía en el Sur afecta al "Reina Sofía" y a la potabilizadora

El Gobierno Canario asegura que las líneas han duplicado este verano los límites de seguridad. Unelco advierte de la necesidad de generar energía para evitar que los cortes sean habituales el próximo año.

EL DÍA, S/C de Tenerife
1/oct/02 6:58 AM
Edición impresa
El incremento de la demanda de electricidad del Sur de Tenerife durante el verano ha supuesto que la potabilizadora haya parado y que el Aeropuerto Reina Sofía se alimente de sus generadores para desviar sus consumos, pero "si el clima sigue así, habrá problemas". Así lo dijo ayer el viceconsejero de Desarrollo Industrial e Innovación Tecnológica del Gobierno Canario, Wenceslao Berriel, y lo ratificó Unelco. Desde la compañía eléctrica se asegura que estos cortes, que afectan a clientes del Sur con tarifa "interrumpible", se vienen produciendo desde hace dos años, aunque cada mes que pasa aumenta la demanda y obliga a "desenganchar" estas líneas para evitar el colapso, ante la falta de energía. Por ello, si en las próximas fechas no se instalan las dos turbinas de gas previstas para la subestación de Arona - cuya obra civil aún no ha comenzado por falta de permisos - , dicen que los cortes podrían ser habituales el próximo año.
Wenceslao Berriel dijo que el problema del tendido eléctrico necesario para satisfacer la demanda del Sur es un problema que "dura diez años y está judicializado". En este sentido, Unelco recordó que hace dos años fijó un plan de trabajo para paliar la situación: el primer paso era ajustar sus equipos; el segundo, concienciar a Ayuntamientos y empresarios para reducir el consumo; el tercero, liberar energía en horas puntas en detrimento de clientes de tarifa "interrumpible", situación en la que ya se encuentran; mientras la cuarta y última fase pasa por cortes indiscriminados que no han sido autorizados por el Gobierno Canario pero que sería la única solución en caso de avería. Sin estas medidas, "el Sur de Tenerife se habría quedado sin energía hace tiempo", aseveró el viceconsejero.
Las líneas al Sur, que deben funcionar por debajo de 50 por ciento de su capacidad para poder afrontar cualquier anomalía, se vio este verano al 104%, lo cual es "sumamente peligroso", dijo el viceconsejero.