Jornada Deportiva

kIKO, "SUPERRATON"

Quienes le conocen resumen su historia como el premio al trabajo. A Francisco González se le van cumpliendo los sueños. Asegura sentirse en "una nube" y, a la vez, "con los pies en el suelo".
1/oct/02 15:08 PM
Edición impresa

J. RUIZ, S/C de Tenerife

Lo de la "R" en su camiseta es por su apodo, "Ratón". Lo heredó de sus antepasados, algunos de ellos también fueron futbolistas, y esta campaña lo luce con orgullo en su estreno como profesional.

Francisco José González Expósito es de Puerto de la Cruz, cuna de algunos de los mejores delanteros que han irrumpido desde la cantera tinerfeña. Pier, es el ejemplo más recurrente y una de sus referencias. "Cuando ingresé en los filiales del Tenerife iba a ver al equipo al Estadio para aprender de jugadores como Pier o Kodro", recordó Kiko ayer a EL DÍA.

A sus 26 años recién cumplidos comienza a hacerse realidad uno de los sueños que le rondaban por la cabeza cuando, siendo niño, jugaba a la pelota con sus amigos en el barrio de La Ranilla, formar parte del CD Tenerife y marcar.

El debú del delantero portuense se produjo el pasado 1 de septiembre, coincidiendo con el partido frente al Compostela. En "San Lázaro" rozó el gol, aunque su intención se estrelló contra el poste. Pero no se rindió. Ewald Lienen le ha utilizado como revulsivo y siempre ha dejado patente su condición innata para buscar puerta, como los buenos arietes. Y, al fin, lo consiguió. Para más satisfacción, en el "Heliodoro", ante la hinchada blanquiazul.

El fútbol, siempre presente en la vida de Kiko, acabó convirtiéndose en su profesión. En su caso, como en el de la mayoría de los profesionales de este deporte, es un "hobby" con el que gana dinero.

Sus primeras patadas al balón las dio en el Once Piratas y el Peñón. El calendario pasaba entonces de la década de los 80 a la de los 90. De aquella época conserva entrañables recuerdos y asegura que, entonces, "no pensaba que iba a llegar al lugar que ocupo ahora". Lo cierto es que le costó.

Su siguiente destino deportivo, antes de debutar con el Puerto Cruz en la Tercera División (96/97) fue la UD Tacuense, equipo que militaba en la División de Honor Juvenil. En el conjunto capitalino dio muestras de sus eficacia goleadora, con 17 tantos en 30 partidos.

Las referencias sobre Kiko no tardaron en llegar a oídos de los técnicos del Tenerife, que le ficharon para el filial en 1997. A partir de ahí, actuó en el Gáldar y, el curso anterior, se marchó cedido al Vecindario. Finalmente, halló el premio a su constancia el pasado verano al firmar un contrato profesional con el club "chicharrero".

Un día después de lograr su primera diana con el Tenerife, Kiko aseguró que "me mantengo con los pies en el suelo y no dejaré de trabajar para el míster me de minutos". Ésa humildad no es nueva, la ha cultivado después de varios años recorriendo los campos de Tercera y Segunda "B". Para Kiko no resulta fácil asimilar la popularidad. "No acabo de acostumbrarme a pasar tan pronto de jugar en categorías inferiores a tener a los periodistas detrás de mí".

Y no sólo a la Prensa. La afición también le presta mucha atención. Si no, sirva como ejemplo el recibimiento que le dedicó el público pasado domingo. "Antes de empezar a calentar la gente estaba coreando mi nombre y eso da muchas ganas de correr".

Con más sensaciones que palabras, Kiko resumió así esta experiencia: "Estoy en una nube".

Barrios: "Presente y futuro"

José Antonio Barrios, actual técnico del San Isidro, dirigió a Kiko González en la temporada 1999/00, cuando ambos formaban parte de la UD Gáldar. En aquél curso, el "Ratón" consiguió 16 goles en 32 partidos disputados. Barrios declaró que "ahora está conociendo una nueva categoría y puede resultar muy válido para el Tenerife. Es un jugador de presente y futuro. Creo que le ha venido un poco tarde la oportunidad, pero al fin se produjo gracias al chico, que ha tenido paciencia, y su entrenador (Lienen), que ha apostador por él". Sobre sus cualidades deportivas, añadió que "afortunadamente pude contar con él en el Gáldar, donde completó una temporada excepcional. Creo que fue en la que más goles marcó en Tercera. Para mí es un jugador que se distingue por su potencia y su disparo con la pierna derecha. Es un futbolista muy aprovechable. Tiene que mejorar todavía el remate de cabeza, pero es un jugador con un valor muy importante".

Pacuco: "Le falta suerte"

Pacuco Rosales coincidió con Kiko la pasada campaña, cuando el delantero portuense se unió al Vecindario en calidad de cedido. El técnico grancanario, que hoy dirige al Telde, destacó de su ex pupilo "la fuerza, el trabajo y el tesón", a la vez que opinó que "es un futbolista que no tiene suerte de cara al gol. Si fuera al contrario, habría abandonado la Isla hace tiempo para jugar en uno de los grandes. Aparte de su ímpetu, ofrece bastante llegada, pero no tiene fortuna a la hora de rematar. Dicen que los goleadores se mueven por rachas y espero que la haya comenzado ahora. En el Vecindario hablé mucho con él, le di consejos y le recomendé que se tranquilizara, porque le falta definir". Rosales comentó, además, que "me llevé una tremenda alegría cuando el Tenerife le hizo profesional, porque creo que se ganó a pulso ese premio por su seriedad, disciplina y trabajo incansable en los partidos y entrenamientos".