Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno británico respalda el acuerdo del 'brexit' leer

Aznar anuncia que aplicará la ley frente a "ensoñaciones y desvaríos fanáticos"

El presidente del Ejecutivo recomendó a los nacionalistas vascos que pierdan toda esperanza de lograr sus objetivos porque el Gobierno no permitirá que la sociedad española entre en crisis. "Quieren romper con España", pero "no va a haber ningún margen para la ruptura".

COLPISA, Madrid
1/oct/02 6:59 AM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, José María Aznar, anunció ayer que utilizará la ley contra quienes pretendan incumplir la Constitución y el Estatuto de Gernika. "Si el nacionalismo ha decidido traicionar al Estatuto, nosotros no lo haremos", prometió Aznar ante la junta directiva nacional del PP, donde recomendó a los nacionalistas vascos que pierdan toda esperanza de lograr sus objetivos porque el Gobierno no permitirá que la sociedad española entre en crisis a causa del "desvarío de unos fanáticos".

"No va a haber ningún margen para la ruptura", aseguró el presidente del Gobierno ante los dirigentes de su partido, en una reunión que se hizo pública con la pretensión de dotar de la mayor solemnidad a la respuesta que el jefe del Ejecutivo ha dado a la propuesta presentada por Ibarretxe el pasado viernes.

Aznar garantizó que el PNV no va a "imponer un régimen de ilegalidad" en el País vasco ni tampoco podrá "atribuirse ningún derecho para elegir qué leyes se cumplen y cuáles no" porque el Gobierno de España se propone responder, en cada caso, "con serenidad, responsabilidad y naturalidad" a las posibles actuaciones ilegales. "Vamos a aplicar la ley", explicó, "sin aspavientos, con decisión y sin complejos". "Si el nacionalismo ha decidido traicionar el Estatuto nosotros no lo haremos", añadió.

Acusó a los nacionalistas que integran el Gobierno de Vitoria de buscar siempre el enfrentamiento entre los vascos y el resto de los españoles. "Quieren romper con España", dijo, "pero primero tienen que romper con la convivencia entre los vascos". Sin embargo, negó que exista la más mínima posibilidad de que puedan lograr sus objetivos porque el PP está comprometido con los vascos que quieren un futuro compartido y apuestan por una sociedad plural.

"Que pierdan toda esperanza los que intentan destruir nuestra convivencia", recomendó a "los que quieren jugar con las cartas marcadas" y a quienes "se proponen poner en peligro un futuro en común". "No tienen nada que hacer", advirtió a los nacionalistas.