Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Primeros trámites para la licitación del carril Bus-VAO y el tercer carril de la TF-5 leer

PASEO azulgrana

El Barcelona superó sin problemas su viaje a Moscú derrotando al Lokomotiv por 1-3 en la tercera jornada de la primera fase de la Liga de Campeones. Los catalanes dominaron a placer ante un flojo rival que nunca dio muestras del nivel suficiente para disputar la máxima competición europea.
2/oct/02 15:09 PM
Edición impresa

COLPISA, Moscú

Van Gaal es un hombre de ideas fijas. El holandés, pese a la debacle ante el Betis, alineó por sexta vez consecutiva al mismo "once" inicial. Esa insistencia la repitió con el sistema de juego. El resultado no fue demasiado esperanzador. Pese al flojo nivel del Lokomotiv, un más que mediocre conjunto, el Barça hilvanó muy pocas acciones de cierta categoría y su juego resultó insulso y previsible.

Los azulgrana juegan al mismo ritmo. Le dan mayor importancia al sistema que a la inspiración individual. Eso traducido a números supone victorias ante conjuntos inferiores técnicamente y numerosos problemas cuando llegan equipos con jugadores de nivel.

El viaje a Moscú tampoco destapará el tarro de las esencias. La victoria ya le va bien a Van Gaal. Es cierto que la andadura en la Liga de Campeones, pleno en tres partidos, es positiva. Ahora bien, el nivel de los equipos es ínfimo. El sorteo fue esta vez muy benévolo con el Barça, que se está paseando en esta primera fase. Para más inri el Lokomotiv llegó derrotado. Se plantaron en su medio campo y apostaron por aprovechar los errores del Barça al contraataque. Sin presión, sin calidad individual y sin garra, las pretensiones del cuadro ruso, si en algún caso las tuvo, eran irrisorias.

El Barça se ciñó al guión establecido de antemano por Van Gaal. Control y más control para después aprovechar las ocasiones creadas. El virtuosismo en el baúl de los recuerdos y la practicidad a escena. La primera media hora del partido les bastó a los azulgrana. Las primeras aproximaciones ya avisaron de la peligrosidad de Kluivert y de Saviola que, a la postre, se convertiría en la pareja del partido. En dos minutos, dos goles y a vivir de rentas. El holandés aprovechó un pase largo de Mendieta y el mal rechace de Sennikov para dar el primer golpe. Saviola se encargó de sentenciar el encuentro tras rematar con la cabeza un medido centro de Xavi. Un testarazo poco habitual del argentino, debido a su corta estatura, pero que da muy poco crédito a la defensa rusa que lo dejó más solo que la una. Media hora y el Barç ya ganaba 0-2.

La altísima superioridad azulgrana no tuvo frenó tras la reanudación. Saviola repitió suerte. El "Pibito" recibió una asistencia de Luis Enrique y, sin dejarse caer tras un claro empujón del surafricano Lekgetho, convirtió el tercero.

"Estamos casi clasificados"

El entrenador del Barcelona, Louis van Gaal, opinó ayer que la victoria conseguida por su equipo en campo del Lokomotiv de Moscú le ha dejado "casi clasificado" para la segunda ronda de la Liga de Campeones, aunque destacó que deberá confirmar ese pase en los tres partidos que le restan jugar en su grupo. El Barcelona es líder destacado del Grupo H de la Liga de Campeones, con nueve puntos tras haber ganado los tres primeros partidos disputados. Van Gaal se mostró "muy satisfecho" del partido ayer de su equipo contra el Lokomotiv, del que destacó sobre todo los primeros minutos en que sus jugadores estuvieron "muy concentrados y con mucha agresividad", así como el "alto nivel" mostrado en la segunda fase de la primera mitad. El técnico sólo se lamentó de que, tras conseguir el tercer tanto, su equipo encajó "un gol innecesario", algo que atribuyó a la relajación.

Ficha Técnica  lokomotiv  1   3   fc barcelona