Hora última

Aplazan la demolición del edificio de la Rambla hasta que se emita otro estudio

Los propietarios se decantaron por esta opción tras conocer el informe técnico y de viabilidad económica del arquitecto. No obstante, pedirán un nuevo estudio antes de adoptar la decisión definitiva.

EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
4/oct/02 7:14 AM
Edición impresa
Los propietarios de los edificios 12 - A y 12 - B de la rambla de Pulido, dañado desde el pasado mes de abril, celebraron en la tarde - noche de ayer una reunión que duró unas cuatro horas y que se desarrolló bajo la lógica tensión y nerviosismo de quien debe decidir si demoler o rehabilitar el inmueble de su propiedad, con el agravante de que, en algunos casos, es la única vivienda de la que disfrutan. Tras la presentación del informe técnico y de viabilidad económica que comparaba presupuestos de rehabilitación y de nueva construcción, los comuneros se decantaron, en una votación realizada como mero sondeo y con sólo cuatro abstenciones, por demoler la construcción. Antes de tomar un acuerdo en firme, encargarán un nuevo estudio técnico y económico a otro arquitecto para contrastar la opinión aportada ayer por el responsable de las obras de reforzamiento de cimentación, Jesús Romero Espejas. Dicho informe podría ser trasladado a los afectados en el plazo de tres semanas, fecha en la que se tendría que asumir la decisión final.

Vecinos consultados por
EL DÍA al término de la reunión, que prefirieron mantener su anonimato, confirmaron que el arquitecto - director de la obra de rehabilitación del inmueble, que se viene ejecutando desde hace cinco meses, les comunicó que los cimientos se encuentran en muy mala situación, ya que son insuficientes para su volumetría, tal y como ya adelantó este periódico.

Viabilidad económica En su informe económico, desaconsejó la rehabilitación del inmueble: la reparación supondría un desembolso de 2.524.250,84 euros, frente a los casi 4.207.084,73 euros en los que se presupuesta una nueva construcción. Por vivienda significaría una diferencia de 30.050,61 euros (60.101,21 euros para rehabilitar frente a los 90.151,82 si se parte de cero), que sería irrelevante si se contempla su revalorización. Según valoraron algunos vecinos, costaría más vender un piso reformado que de nueva construcción. Los dos inmuebles afectados de la rambla de Pulido, que fueron construidos hace 32 años, tienen un total de 24 viviendas y cuatro oficinas, que se reparten en ocho plantas. Hasta hace pocas semanas, tenían dos plantas subterráneas que servían de aparcamiento para los propietarios. Se da la circunstancia de que tanto los números 12 - A y 12 - B como el 14 comparten las misma entrada a sus garajes, lo que sería a tener en cuenta en caso de demoler el inmueble.