Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Archivan la investigación del título de Casado en Administración y Dirección de Empresas leer

"Pérez debe continuar"

Rodolfo Núñez, presidente de CajaCanarias, opina que "no es un momento de cambios para el Tenerife" y que el actual responsable de la entidad tiene que "culminar la gestión que inició".
4/oct/02 15:09 PM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

A menos de tres meses para que el consejo de administración del CD Tenerife celebre su proceso de renovación, el presidente de CajaCanarias, Rodolfo Núñez, expresó ayer su convencimiento de que su homónimo en el club blanquiazul, Javier Pérez, debe seguir al frente del equipo de gobierno.

"Creo que Javier Pérez tiene que seguir. El club es hoy la consecuencia de su gestión y lo lógico es que él culmine ese trabajo. Para pensar en un cambio habría que saber primero si hay otra persona dispuesta a entrar y, luego, si es conveniente el relevo. No estamos en un momento de cambio, sino de continuidad", dijo ayer el presidente de la principal entidad crediticia del Tenerife al espacio "Las claves del día", que se emite en Radio El Día.

Además, Nuñez aclaró que CajaCanarias nunca ha puesto en marcha ninguna iniciativa para remodelar el consejo de administración del club, apostando por un nuevo presidente de su confianza. "La Caja siempre ha tenido un respeto institucional al Tenerife. Nunca ha perseguido a los que están ni ha promovido a otros. Que yo recuerde, incluso le hemos dicho a alguno que no era el momento para aspirar a la presidencia. Javier Pérez me parece que es un buen dirigente y no creo que haya muchas personas que se puedan encajar en un cargo así", señaló.

Por otra parte, admitió que las relaciones entre CajaCanarias y el Tenerife pasaron por "momentos muy desagradables", pero que en las últimas semanas las dos partes, con la implicación de las principales instituciones insulares, han avanzado hacia un punto de entendimiento. "Evidentemente, las cosas han mejorado algo", apuntó Nuñez, que, además, quiso incidir en que "una cosa es el Tenerife y otra, su presidente. La Caja nunca se llevó mal con el club. Otra cosa es que no haya estado contenta con la actuación de sus gestores. La Caja siempre estará al lado del Tenerife, como institución, pero con sus directivos ha habido desencuentros importantes. Hemos sido una entidad que se ha sacrificado por el Tenerife y eso nos ha dañado la cuenta de resultados. Sucedió hace unos años y podría seguir pasando". Tras esta introducción, Núñez afirmó que "estamos en el momento de buscar soluciones. Se está haciendo un esfuerzo por parte de los responsables del Tenerife para restablecer los equilibrios básicos y fundamentales de cualquier operación financiera, con la generosidad enorme del Cabildo Insular, el Ayuntamiento de Santa Cruz y el Gobierno Autónomo".

Para que la reconciliación cristalice, considera fundamental que "haya voluntad de minimizar los daños. Lo que más me ha molestado de todo esto es que, realmente, existen soluciones. No es una cosa imposible. Hay equipos con mayores dificultades que el Tenerife. Tenemos que hacer dos cosas, restablecer unas garantías y seguir atendiendo la corriente de cobros por nuestro lado. El Tenerife pagó su parte del mes de septiembre y eso ya es importante".

Por último, el presidente de CajaCanarias advirtió que "las finanzas del Tenerife no van a descansar en la cuenta de resultados de la Caja. Eso no puede ser. La Caja está para cobrar los préstamos que dio y para ofrecer una subvención pequeña cada año, y no para que le preste al Tenerife sistemáticamente 3.000 millones de pesetas y nos devuelva 500 al año. La respuesta ante eso es negativa mientras yo siga en mi cargo".