Actualidad

Interior insiste con Tenerife I

Desde fuentes del departamento de la Secretaría de Extranjería e Inmigración consultadas ayer por EL DÍA aseguran que el Gobierno Central mantiene firme la idea de que el inmueble de la prisión "no está en absoluto descartado" y que, por tanto, continúa adelante con el proyecto de convertir este espacio en centro de retención de "ilegales".

EL DÍA, S/C de Tenerife
5/oct/02 7:17 AM
Edición impresa

El Ministerio del Interior no desveló ayer, tal y como en un principio se presumía, la localización concreta del inmueble que deberá acoger el centro de internamiento de inmigrantes que corresponde ubicar en Tenerife.

Las fuentes de la Secretaría de Estado para Inmigración y Extranjería, órgano dependiente del Ministerio del Interior, que fueron consultadas ayer por EL DÍA, afirmaron que la negociación que mantienen el Gobierno del Estado y el Ejecutivo Canario, encaminada a definir el emplazamiento del citado centro de internamiento, "se encuentra en el mismo punto que hace diez días", cuando las administraciones implicadas se reunieron en la Subcomisión mixta Canarias - Estado.

No obstante, sí destacaron que esta situación no significa que se haya producido ruptura alguna de las conversaciones y advirtieron de que, desde entonces, "se han intensificado las conversaciones y el diálogo entre las partes permanece abierto".

Por el contrario, dejaron bien sentado que en ningún caso la Secretaría de Estado ha decidido todavía dónde se ubicará el centro, ni tampoco en la agenda del secretario, Ignacio González, estaba previsto anunciar públicamente ayer el lugar específico sobre el que va a estar localizado este inmueble, tal y como se ha venido manifestando en estos últimos días.

A tenor de tal estado de cosas, la conclusión es que el Gobierno Central mantiene viva la idea de que el inmueble de Tenerife I "no está en absoluto descartado", por lo que, a día de ayer, el recinto de la antigua prisión provincial continuaba siendo, a juicio de la Administración Central, el único lugar actualmente reconocido y válido en el que podría instalarse el centro de retención de inmigrantes.

Llegado el caso, estas fuentes recalcaron que la decisión final se ofrecería a través de la Delegación del Gobierno en Canarias, el organismo que representa al Estado en el Archipiélago, o bien se anunciaría de forma directa, mediante una intervención pública por parte del propio secretario de Estado.

El Gobierno Central considera, además, que las nueve propuestas presentadas por el Cabildo tinerfeño como alternativas a la prisión de Tenerife I resultan inviables.

En su opinión, se trata "de inmuebles que están incluidos en el catálogo de las propiedades del Estado", explicaron, cuando esperaban que la Corporación Insular propusiera también bienes de su propio patrimonio.

No obstante, y a propósito de las opciones ofertadas por las autoridades isleñas, desde Madrid puntualizan que "en algunos casos se trata de espacios que actualmente se encuentran en uso", mientras que otros, a pesar de atravesar por una fase de inactividad, "carecen de las condiciones óptimas" para destinarlos a la finalidad que se pretende.

Un plazo flexible

En relación al plazo de diez días que en principio se habían concedido las partes para encontrar una solución, fecha que se cumplía ayer, viernes, las fuentes de la Secretaría de Estado indicaron que se trata de "una simple exposición gráfica", una referencia flexible, y que en todo caso representa un límite que, en definitiva, encierra el propósito de imprimir mayor celeridad a un acuerdo que podría culminarse, previsiblemente, el próximo lunes.