Canarias

Las Directrices suprimen las exigencias de la RIC para la renovación hotelera

La medida se tendrá que negociar ahora con las autoridades fiscales. El coordinador técnico del documento indicó que el objetivo es rehabilitar la planta alojativa obsoleta sin demoler todas las instalaciones.

EFE, Las Palmas
5/oct/02 16:29 PM
Edición impresa

Las Directrices del Turismo a las que dio ayer su visto bueno la Comisión de Ordenación del Territorio y del Medio Ambiente de Canarias suprimen las "exigencias" establecidas por las autoridades fiscales para invertir la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) en la renovación de la planta alojativa turística del archipiélago.

Así lo anunció ayer el coordinador técnico del documento, Faustino García Márquez, quien afirmó que esta decisión se ha adoptado, además de por las alegaciones presentadas por diferentes empresarios, por entender "que no tenía sentido trasladar a un documento como éste una determinación de la autoridad fiscal".

Recordó que ésta establece "que no se puede invertir la RIC en la renovación de establecimientos turísticos si la inversión no es al menos igual al valor en el inmueble" y consideró que esta medida "lo que propicia es la simple demolición" de las instalaciones y su sustitución por otras.

En su opinión, ahora "habrá que establecer las negociaciones precisas con las autoridades fiscales para que la RIC pueda aterrizar en condiciones adecuadas en el sector de la renovación sin exigencias desmesuradas".

Sobre este asunto, García Márquez anunció también que el documento incluye, como elemento novedoso, "la necesidad de primar la rehabilitación de un edificio conservando parte de su estructura frente a la demolición y sustitución", al considerar que este procedimiento "es más sostenible".

Faustino García destacó que las Directrices de Ordenación General y del Turismo de Canarias incluyen "muchas" propuestas de las 89 alegaciones "de alto nivel" presentadas tras cinco meses de exposición pública. En sus capítulos finales, cuentan como novedad con una serie de "plazos y compromisos" establecidos para el desarrollo de distintos aspectos.