Dinero y Trabajo

Es vital tener plena autonomía

Las instalaciones portuarias son una "herramienta fundamental", junto a los aeropuertos, para garantizar el desarrollo económico de la provincia tinerfeña y del conjunto del Archipiélago. Y, en consecuencia, "deben estar en manos canarias".

6/oct/02 7:24 AM
Edición impresa

"Canarias debe tener competencias plenas en temas de transportes".

Esta es la conclusión unánime a que llegaron los intervinientes en el debate organizado por EL DÍA bajo el epígrafe genérico de los puertos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife: Luis Suárez Trenor, presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife; José Fernando Rodríguez de Azero y del Hoyo, máximo responsable de la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE - Tenerife); Eduardo Bezares Carretero, titular del Consejo de Usuarios del Transporte Marítimo; Pedro Anatael Meneses Roqué, experto en temas marítimos y portuarios del PSOE y ex presidente de la Autoridad Portuaria tinerfeña; Ignacio Fernández Verdura, presidente del Comité de Empresa de la Autoridad Porturia de Santa Cruz de Tenerife, y Fernando Pérez Navarro, jefe de Servicio de la Dirección General de Transporte del Gobierno de Canarias.

"Ojalá que llegue el día en que los puertos del Archipiélago sean de interés canario", señaló Luis Suárez Trenor. No sin antes dejar claro que este asunto se inscribe en un debate más amplio sobre el futuro del transporte en general en Canarias.

El representante del Ejecutivo Autónomo, Fernando Pérez Navarro, defendió que "el sistema de transporte, por las propias características del Archipiélago, tenemos que gestionarlo de una manera conjunta".

El factor lejanía

"Canarias debe tener competencias plenas en puertos. Aquí tengo que decir que soy autonomista cien por cien", señaló Meneses, que hizo hincapié en que la lejanía e insularidad de Canarias hace que no exista el riesgo de que los puertos de interés general, como ocurre en territorio peninsular, "se hagan la competencia unos a otros". Por tanto, Canarias debe tener competencias plenas en temas de transporte. Y dejarse de historias", apostilló.

"Me alegra mucho escuchar de boca de todos los intervinientes en este debate que son autonomistas en esta materia", enfatizó Fernández Verdura, que comentó que el cierre de filas sobre la necesidad de que Canarias "tenga en sus manos los puertos" es una buena noticia para todos y, en particular, para los trabajadores portuarios y sus representantes sindicales en las Islas, a quienes "preocupa el abandono del concepto de servicio público que implica la reforma de la Ley de Puertos", la "apuesta de la Unión Europea por la liberalización de la actividad portuaria" y la constatación de que "cada vez tenemos más trabajo y menos personal".

Los puertos de la provincia y de Canarias son "fundamentales" para la buena marcha de la actividad económica en general, pero debemos ser capaces de explicar con nitidez a la Unión Europea, a efectos de justificar ayudas para la mejora de estas infraestructuras, que, ante todo, son básicos para permitir la comunicación de las Islas entre sí y con el exterior. Esta es otra de las conclusiones unánimes a que llegaron los invitados a este debate.

En este contexto, y por lo que a los cinco puertos tinerfeños respecta, Luis Suárez Trenor indicó que "estamos a punto de culminar" los proyectos puestos en marcha para contribuir a la mayor cohesión de la provincia. El conjunto de los puertos de la provincia, en su opinión, además, están en condiciones de convertirse "casi en un sector económico, que complemente la actividad del conjunto de las actividades productivas".

Ahora bien, Suárez advirtió de que para aprovechar todo el potencial que tienen los puertos tinerfeños de contribuir al desarrollo económico de las Islas, es imprescindible que haya iniciativa empresarial.

Rodríguez de Azero, tras recoger el guante lanzado por Suárez, puso sobre la mesa un asunto de "vital importancia": los costes portuarios. Aseguró, que según los últimos datos que maneja la CEOE - Tenerife, "superan la media de cualquier puerto continental". Una afirmación que rechazó Suárez, que dijo que maneja datos que demuestran que "los costes de los puertos tinerfeños, hoy en día, figuran entre los más baratos de España". Rodríguez de Azero, con todo, aplaudió la política que en la actualidad se aplica en los puertos tinerfeños y compartió con Suárez que el futuro puerto de Granadilla es "vital" para reactivar la economía de la provincia. "Estamos en 2002 y ya empieza a notarse el impulso de las exportaciones a territorios cercanos del África Occidental y de las regiones que forman la Macaronesia", destacó el empresario, defensor convencido de que Canarias debe liderar, desde parámetros de calidad y eficacia, la contrucción del mercado macaronésico. Eso sí, para que el proyecto sea un éxito, "se impone dar el mejor servicio posible con el menor coste posible, de lo contrario se perderá competivividad".

Fondo de compensación

Eduardo Bezares compartió con Suárez que "el puerto debe ser soporte para el crecimiento de los sectores productivos de la provincia, sobre todo primario y secundario". Pero enfatizó que para que ese objetivo se alcance "debemos tratar de reducir costes". Bezares aportó datos de un estudio hecho por los usuarios del transporte marítimo, de cara a justificar distintas subvenciones con cargo a la Ley General de Presupuestos del Estado, y que indican que "el coste de mover un contenedor en Península, en un radio de 90 kilómetros - que viene a ser el equivalente al territorio canario, si se aplica el criterio de densidad por habitante - , equivale a una tercera parte del coste medio del transporte interinsular". Eduardo Bezares no dudó en ligar "el declive que la agricultura, la ganadería y la industria muestran desde hace algunos años en la provincia al sobrecoste que supone llegar a todo el fragmentado mercado de las Islas Canarias".

Al hilo de este razonamiento, Eduardo Bezares abogó por que se estudie la posibilidad de crear, en el actual marco comunitario, "un fondo de compensación o cómo se quiera llamar que iguale a las Islas en oportunidades al continente. De lo contrario, "los únicos sectores que es este momento son alternativa al monocultivo del turismo que hay en Canarias, se hundirán, y eso se traducirá también en una desintegración territorial". Puso el acento en que, "hasta ahora, el déficit del jet - foil lo han pagado las mercancías".