Tenerife Norte
LA RANILLA HERZOG

Viento Sur


6/oct/02 18:29 PM
Edición impresa

EL VIENTO Sur del atardecer invita al sosiego, a una reflexión pausada y tranquila como ejercicio mental para aislar el ímpetu perturbador y desconcertante del ajetreo cotidiano. Un tono reparador de los daños causados por la angustia que provoca la incertidumbre, porque nos movemos en un ámbito extremadamente cambiante e inseguro. La vida apasiona por su pureza casi hiriente e, incluso, hasta por su ribetes de crueldad y momentos sublimes y esplendorosos propios del Gran Edén.

LA RANILLA HERZOG