Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Miguel Concepción: Esperaba más del equipo en el derbi leer

"Lula" gana en Brasil, pero no evita la segunda vuelta

Según una encuesta, una leve diferencia de votos le habría impedido al socialista alcanzar la mayoría absoluta y no someterse a una nueva confrontación con el oficialista José Serra.

ALTERNANCIA El presidente Cardoso confía en una transición tranquila EFE, Sao Paulo
7/oct/02 7:29 AM
Edición impresa
ALTERNANCIA
El presidente Cardoso confía en una transición tranquila
EFE, Sao Paulo

El presidente, Fernando Henrique Cardoso, afirmó ayer, después de votar en Sao Paulo, que la transición entre su Gobierno y el que le suceda será tranquila y que no le preocupa el crecimiento de la oposición en estas elecciones.

"Vamos a tener una transición tranquila y el pueblo no pagará un precio", dijo Cardoso en alusión a las turbulencias que han sacudido los mercados brasileños en los últimos meses ante la posibilidad de que Luiz Inácio da Silva, "Lula", sea elegido presidente.

Cardoso, que votó en la escuela Aberto Levy, de Sao Paulo, estuvo acompañado por el presidente de su Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y candidato a senador José Aníbal Peres Pontes, y fue recibido con aplausos por varios ciudadanos que hacían fila para sufragar.

La salida, en enero

El presidente señaló que, cuando entregue la presidencia, en enero próximo, no buscará más cargos de elección popular, pero sí se mantendrá en la vida pública. No excluyó la posibilidad de "colaborar" con el próximo gobierno, independientemente de quien sea el vencedor.

Una voz profunda

Por primera vez, el ganador de las elecciones en Brasil - 170 millones de habitantes - es un representante del Brasil profundo, de la clase pobre y trabajadora, sin título universitario. Bajo, mide 1,70 metros, "Lula", de 57 años recién cumplidos, nació en el estado de Pernambuco, uno de los mas pobres del país. Séptimo hijo de padres analfabetos. Su padre abandonó a la familia antes de que éste naciera. Pero como si fuera un personaje de Dickens, a "Lula" las carencias no lo amedrentaron, sino al contrario. Se alfabetizó, trabajó como vendedor callejero y repartidor de tintorería y realizó un curso de tornero mecánico para progresar en un oficio. Allí comenzó su carrera como operario industrial y sindicalista. EFE, Río de Janeiro

El socialista Luiz Inácio da Silva, "Lula", estaba a la espera anoche de conocer el resultado oficial y definitivo de las elecciones celebradas ayer en Brasil para saber si ha llegado a la Presidencia o debe disputar una segunda vuelta al oficialista José Serra.

La única encuesta a pie de urna de estas elecciones, hecha por el instituto Ibope y difundida por la TV Globo, la de mayor audiencia en el país, le atribuyó a "Lula" el 49 por ciento de los votos, pero el margen de error del sondeo del 1% inclinar la balanza.

La autoridades esperaban que el proceso electoral brasileño, informatizado desde la votación hasta el escrutinio, permitiera conocer en el transcurso de esta madrugada un resultado virtualmente definitivo.

Según la misma encuesta, el populista Anthony Garotinho lograría el 17% de los votos y el centro - izquierdista Ciro Gomes, el 13%. Ibope dijo haber entrevistado a 54 mil electores en la puerta de los colegios electorales en 60 municipios del país.

A la espera

Minutos antes, "Lula", al salir de su casa en Sao Paulo camino del cuartel general de su Partido de los Trabajadores, se mostró cariacontecido, y dijo a periodistas, en medio de apretujones, que él se había preparado tanto para ganar ayer como para disputar una segunda vuelta.

Unos 115 millones de brasileños votaron ayer para elegir al sucesor de Fernando Henrique Cardoso en la Presidencia a partir del próximo 1 de enero de 2003. También fueron elegidos los gobernadores de los 27 estados, 54 de los 81 senadores, los 513 diputados y 1.059 legisladores regionales. La jornada transcurrió con algunos incidentes menores y fuertes medidas de seguridad, sobre todo en Río de Janeiro, por las amenazas de narcotraficantes.