Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
Veinte investigados por fraude a la Seguridad Social, algunos en Las Palmas leer
MARÍA JOSÉ HERNÁNDEZ GARCÍA

¿Estará solo el alcalde de Vilaflor?


8/oct/02 19:20 PM
Edición impresa

HACE UNOS DÍAS que el Gobierno de Canarias autorizó el paso del tendido eléctrico de las altas torres por los municipios de Granadilla y Vilaflor, a pesar del daño que esa decisión supone para la flora, fauna, endemismos y pinar en esa zona. El Gobierno aduce que de no acometerse de inmediato la obra, pronto el Sur quedará sin energía y los apagones serán frecuentes, más aún en las horas en las que el consumo aumenta, con lo que los perjuicios ocasionados serían aún mayores. Y, claro, esta situación sería nefasta para el continuo desarrollo de la comarca, ahora motor de la economía de la Isla. Los centros de salud, los hospitales zonales, por ejemplo, quedarían a merced de la escasez de fluido eléctrico y los quirófanos inservibles.

El Ayuntamiento de Vilaflor con su alcalde al frente, Don José Luis Fumero, se opone frontalmente a esta obra y fundamenta su postura en razones por todos conocidas. Las torres acabarán con parajes naturales, destruirán un número indeterminado de pinos, todos ellos centenarios, y los lugares por donde pasen los cables quedarán cargados de electricidad y magnetismo perjudicial para la flora, animales y personas. En resumen y en términos muy generales éstas son las dos posturas inconciliables a favor y en contra para la construcción de las torres. Por un lado, el Gobierno con el apoyo del PP, y por otro Vilaflor, con su Ayuntamiento, con la plataforma de vecinos bajo el lema "Todos somos Vilaflor" y los ecologistas, libran una dura batalla. Y en medio de todo, no se escucha ni se ve que el PSOE, partido al que pertenece el Sr. Fumero, apoye con fuerza su postura; más bien le dan ánimos con palmaditas por la espalda en la sombra, mientras callan en los foros públicos en los que deben levantar su voz y hacerse oír para defender con convencimiento una postura radical cuando se cree que peligra nuestra ya frágil y escasa naturaleza y medio ambiente.

Don José Luis, al frente de un pueblo, con voluntad de hierro, y como un "superman" chasnero ha sacado su "capa" para tratar de preservar su entorno de cualquier contaminación, lumínica, eléctrica o por ondas magnéticas. ¿Lo conseguirá? Por ahora no se rinde, a pesar de que el Gobierno Canario ha aprobado el decreto de expropiación. Él ya lo ha recurrido ante la Justicia, y en ella confía para que le dé la razón.

José Luis, aunque tu capa te la conviertan en harapos o retales de tela, tu valentía ha quedado patente y servirá para que otros alcaldes tomen el testigo y te imiten para oponerse a cualquier tropelía que quieran hacer en cualquier otro municipio de Tenerife. No estás tan solo.

MARÍA JOSÉ HERNÁNDEZ GARCÍA