Dinero y Trabajo

Trasmediterránea asegura al Gobierno Autónomo que quiere "crecer" en las Islas

El vicepresidente ejecutivo de Acciona, Juan Saéz, reiteró en un encuentro que mantuvo ayer en Las Palmas con el presidente del Gobierno Autónomo, Román Rodríguez, y el consejero del área, Juan Carlos Becerra, que se mantendrán todos los actuales servicios y la plantilla.

EL DÍA/EFE, Tenerife/Las Palmas
8/oct/02 7:38 AM
Edición impresa

Juan Sáez, vicepresidente ejecutivo de Acciona, principal comprador de Trasmediterránea, afirmó ayer que se mantendrán los servicios de la compañía en Canarias, entre ellos el jet foil, así como la plantilla de empleados. Asimismo, puso de manifiesto que se espera crecer en las Islas.

Juan Sáez afirmó, tras ser recibido en Las Palmas por el presidente del Gobierno Autónomo, Román Rodríguez, y el consejero de Transportes, Juan Carlos Becerra, que "lo que no se va a hacer es retirar nada de lo que se está haciendo y nos gustaría poder crecer", tal y como le trasladó al jefe del Ejecutivo.

"Lo que está haciendo Trasmediterránea en las Islas se va a seguir haciendo y, además, nos gustaría crecer en carga y en pasajes", agregó Sáez, que aseveró que los resultados en Canarias se van a equilibrar y que, si no estuviera "seguro", la compañía no se habría "metido en este lío".

Jet foil

Sobre las líneas en que opera el jet foil, ratificó que "se están manteniendo".

"Lo que nos gustaría es que fuesen más pasajeros en él de los que van ahora, pero estamos seguros de que recuperará los tráficos que tenía hasta no hace mucho sin ningún problema", precisó Juan Sáez.

El responsable de Acciona afirmó que el compromiso de la compañía Trasmediterránea con los trabajadores tras la privatización "es mantener las condiciones actuales y no despedir a nadie, y es un compromiso que, aparte de decirlo, aportamos avales bancarios y, si no cumplimos, perderemos más de 6 millones de euros".

Finalmente señaló que todos los implicados en la operación están pendientes del pronunciamiento que deberá llevar a cabo el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC), aunque se mostró "seguro de que no se va a salir ninguno de los grupos, porque el dictamen previo que ha hecho el servicio parece razonable y aparentemente no implicará la retirada de ninguno".

El Servicio de Defensa de la Competencia del Ministerio de Economía remitió la pasada semana al TDC el informe sobre la compra de la naviera por parte del consorcio encabezado por la constructora Acciona.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) adjudicó el 95,24% del capital de la hasta entonces naviera pública Trasmediterránea al grupo formado por Acciona, Caja de Ahorros del Mediterráneo, Grupo Matutes, navieras Aznar y Armas, por un valor de 259 meuros, así como la asunción de los 210 meuros de su deuda.

El Tribunal de Defensa de la Competencia deberá emitir un dictamen relativo a la operación de privatización, en la que cabe la posibilidad de que la integración de Trasmediterránea y las navieras compradoras pudieran limitar la competencia existente en algunas de las rutas tanto de este Archipiélago como del balear.