Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Decomisan artículos falsos en 28 comercios del Sur de Tenerife con 26 detenidos leer

Mueren dos detenidos en calabozos de Las Américas y Puerto de la Cruz

El fallecido en el Norte había sido arrestado por la Policía Local cuando intentó agredir con unas tijeras al novio de su ex compañera. Para poner fin a su vida empleó los pantalones que llevaba. En cuanto al hombre que pereció en el Sur, su óbito se debió a un infarto.

EL DÍA, S/C de Tenerife
9/oct/02 9:48 AM
Edición impresa

Dos detenidos fallecieron en las últimas 24 horas en los calabozos de las comisarías del Cuerpo Nacional de Policía de Puerto de la Cruz y Playa de las Américas, respectivamente, según confirmaron a EL DÍA fuentes oficiales.

La primera de las muertes ocurrió a las 20:20 horas del pasado lunes cuando el detenido identificado como J.R. M., el cual había sido arrestado apenas 30 minutos antes por efectivos de la Policía Local de Puerto de la Cruz decidía poner fin a su vida colgándose de un ventanillo de ventilación empleando para ello sus pantalones.

Este hombre había sido detenido cuando supuestamente intentó agredir al novio de su ex compañera sentimental con unas tijeras.

Una vez se practicaron las correspondientes diligencias con número 2.774, los agentes lo trasladaron hasta el calabozo para su posterior presentación ante el juez de guardia.

El agente encargado de la custodia de los detenidos lo despojó de aquellos objetos susceptibles de ser empleados para autolesionarse tal y como se suele hacer siempre. Entre los que se le quitó estaba el cinto y las ligas de los zapatos. No obstante, no ocurrió así con los pantalones, que fue finalmente lo que empleó para poner fin a su vida.

A pesar de que desde la Comisaría se avisó a los servicios sanitarios, nada se pudo hacer para salvar su vida.

Otro caso en Las Américas

Por otra parte, otro hombre murió en los calabozos de la Comisaría de Playa de las Américas, al parecer debido a un infarto de corazón.

El fallecido, identificado como E.F., de 38 años, de nacionalidad alemana, requisitoriado por un juzgado de instrucción de la Capital tinerfeña, se encontraba en la misma celda que su hermano, que fue quien dio aviso a los policías. Esta persona ingresó a las 08:45 horas en el calabozo y cinco minutos después sufría un ataque al corazón. De inmediato, los agentes llamaron a una ambulancia medicalizada y, a pesar de las maniobras de reanimación cardiopulmonar, el detenido falleció.

Ambas muertes fueron comunicadas al juez de guardia del partido judicial correspondiente, al tiempo que la Inspección de Servicios de la Comisaría Provincial de Santa Cruz de Tenerife ordenó la apertura de una información reservada con el fin de esclarecer los hechos.