Islas

Menchú denuncia que la diferencia entre ricos y pobres es ya un "abismo total"

La Premio Nobel de la Paz aseguró ayer en Las Palmas que es necesario establecer una nueva dimensión en las relaciones internacionales para que el problema no se agrave aún más; parte de la culpa de la situación actual es, a su juicio, de las empresas transnacionales.

EFE, Las Palmas
12/oct/02 19:28 PM
Edición impresa

La Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú dijo ayer que la diferencia entre ricos y pobres se ha convertido "en un abismo total", y abogó por "una nueva dimensión en las relaciones internacionales" para que el problema no se agrave aún más.

La brecha entre ricos y pobres "ya no es una brecha, es un abismo total que no tiene ninguna posibilidad de solución si no cambian las reglas internacionales", subrayó Menchú en una rueda de Prensa que ofreció en Las Palmas de Gran Canaria, donde anoche tenía previsto pronunciar la conferencia "El grito de los empobrecidos".

A su juicio, todas las instituciones, tanto internacionales como nacionales y regionales, deben replantear su estrategia para dar respuesta a más de la mitad de la población mundial, "que no tiene ninguna esperanza de un salario justo, de un salario para sobrevivir".

La dirigente indígena guatemalteca, no obstante, denunció la falta de "un liderazgo mundial que pueda tener voz y fuerza para poder hacer las reformas que necesita este mundo".

"No hay líderes, tanto a nivel de países como de instituciones, que puedan juntar sus fuerzas y cambiar un tanto las reglas que están establecidas", manifestó. Menchú subrayó que el hambre, la miseria y la pobreza constituyen "el terrorismo más conocido de todo el planeta", ya que no sólo mata a las personas, sino también las esperanzas y las ilusiones de los ciudadanos. Parte de la culpa de la situación actual, argumentó, es de las compañías trasnacionales.