Dinero y Trabajo

Tenerife producirá este año menos vino pero de mayor calidad, tras la caída de un 31,5% de la producción

Los cinco consejos reguladores de la Isla controlarán este año 3,2 millones de kilos de uva, como consecuencia de una cosecha que Vibocan ha calificado de "muy baja".

NIEVES PUYOL, S/C de Tenerife
13/oct/02 19:28 PM
Edición impresa

Menos vino, pero de mayor calidad será el que procesen este año los cinco consejos reguladores de Tenerife, según las previsiones realizadas por el presidente de la Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (Vibocan), Jesús Corvo, después de haber completado el 98% de vendimia.

Corvo manifestó que, con las previsiones del total de la recolección de uvas, la vendimia experimentará este año un retroceso del 31,5%, de forma que los cinco consejos reguladores controlarán un total de 3,2 millones de kilos, frente a los 4,67 del año pasado, lo que coloca esta cosecha en un nivel "muy bajo", que contrasta con el "medio" de la de 2001.

De los 3,2 millones de kilos de uva que controlarán los consejos, de cara a la producción de vinos de Denominación de Origen, las seis bodegas comarcales existentes en la Isla procesarán en torno a 1,48 millones de kilos, un 22,1% menos que el año pasado.

El consejo regulador con mayor caída en esta campaña será el de Tacoronte-Acentejo, en donde se estima llegar a los 830 mil kilos de uva para este año, un 46,8% menos que el año pasado.

El de Ycoden-Daute-Isora prevé 700 mil kilos, un 40,4% menos que el año pasado, mientras que el consejo regulador Valle de La Orotava, que es el que cuenta con mayor retraso en la vendimia, situándose en el 60%, estima alcanzar los 750 mil kilos, lo que se traduce en un descenso del 31,8%.

Entre las caídas menos significativas se encuentra la del consejo regulador del Valle de Güímar, en el que la vendimia ya ha concluido y se han contabilizado 250 mil kilos, un 18,5% menos que en 2001.

Los precios no subirán

El único incremento se ubica en Abona, que llegará a los 650 mil kilos, un 23% más que el año pasado. Jesús Corvo afirmó que este aumento responde a la incorporación de un 30% de fincas nuevas este año, correspondientes a los viñedos que se sembraron hace tres.

En cuanto al descenso generalizado, argumentó que responde a que el cultivo ha sufrido unas condiciones climatológicas adversas, sobre todo en el período comprendido entre mayo y agosto. Agregó que únicamente la mejoría detectada durante el último mes ha permitido que se haya potenciado el azúcar de la uva, lo que redundará en una mejor calidad.

No obstante, el titular de Vibocan adelantó que no se prevé un incremento de precios, según el acuerdo planteado en un principio por los bodegueros, al haberse mantenido también el precio de la uva.

Respecto a la posibilidad de que el sector solicite ayudas compensatorias por el descenso de producción, apuntó que una vez que concluya la vendimia se estudiará si los resultados obtenidos pueden poner en peligro la viabilidad de las empresas. Aunque, insistió, en un principio el colectivo no baraja esta medida.