Venezuela

Un millón de venezolanos se manifestaron en apoyo a Chávez, según el Gobierno

El presidente de la República dijo que los ciudadanos apoyan "el proceso revolucionario" que él lidera e insistió en que el pueblo "clamó pacíficamente paz y democracia" por Caracas.

EFE, Caracas
14/oct/02 19:29 PM
Edición impresa

Una gran contra marcha oficialista para conmemorar los seis meses del regreso al poder en Venezuela de Hugo Chávez, tras el golpe del 11 de abril, recorrió Caracas ayer, dos días después de que la mayor manifestación opositora celebrada nunca exigiera la renuncia del gobernante.

Chávez afirmó que la mayoría del pueblo apoya el "proceso revolucionario" que él lidera, y agregó que ello quedó demostrado con el "río humano" que se manifestó por Caracas en defensa de su gobierno.

"El pueblo revolucionario clama pacíficamente paz y democracia", dijo Chávez al incorporarse, cuatro horas después que comenzara, a la marcha por las principales calles de la capital.

Por su parte, el vicepresidente José Vicente Rangel calificó de rotundo éxito el acto en apoyo del gobierno bolivariano de Chávez, y aseguró que desbordó todos los cálculos previstos, por encima de la previa "Toma de Caracas" por parte de la oposición.

La participación ciudadana en las protestas a favor y en contra del gobierno se ha convertido en uno de los principales caballos de batalla en el conflicto político que vive Venezuela.

Más de un millón de personas acudieron a la manifestación del jueves, según la "Coordinadora Democrática", que convocó esa protesta y agrupa a la mayoría de los sectores políticos, sindicales y empresariales contrarios al Ejecutivo.

De acuerdo con los cálculos de Rangel, los manifestantes no llegaron sin embargo al medio millón.

"Además, aquélla (la opositora) fue una marcha de odio, y ésta es una marcha del amor, de entendimiento y diálogo", subrayó.

Según el vicepresidente, la "Marcha por la paz y la democracia" de ayer congregó en la capital al menos a "un millón de personas", procedentes de todas las partes del país.

La "masiva" asistencia demostró, en palabras de Rangel, el rechazo al sector de la oposición que insiste de derrocar al presidente.

"Aquí hay Constitución"

"No puede haber golpe (de Estado) ni paro (general) ni nada por el estilo. Aquí hay Constitución", agregó Rangel, en referencia al anuncio de la central sindical, el jueves, de que a partir del próximo día 21 convocará una huelga general si Chávez no renuncia o convoca elecciones antes del próximo miércoles.

El ultimátum partió del presidente de la cúpula sindical, Carlos Ortega, al término de la multitudinaria manifestación opositora de ese día que llevó a cabo una simbólica "Toma de Caracas".

El líder sindical advirtió el viernes de que el paro podría incluso adelantarse, aunque reconoció que todavía estaba por decidir su características y duración, y tampoco todos los sectores civiles de la coordinadora democrática han manifestado su adhesión a la misma.

Tono festivo y colorista

Al igual que la multitudinaria protesta de la oposición del jueves, la gran marcha oficialista de ayer también se celebró en tono festivo y colorista entre el ondear de banderas tricolor venezolanas, con la mayoría de los participantes coreando en esta ocasión eslóganes a favor del presidente Chávez.

El distintivo color rojo de la revolución bolivariana formó parte del atuendo de la mayor parte de los manifestantes "chavistas", entre los que destacaban los miembros de asociaciones campesinas, estudiantiles, cooperativas populares y representaciones de la economía informal, según rezaban diferentes pancartas.

El canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), el único que transmitió en directo el acto oficialista, denunció ante la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) que su señal había sido interferida en varias regiones.

En el interior del país, una gran parte de los hogares reciben el canal estatal en el paquete de emisoras incluidas en el abono a compañías privadas de transmisión por cable y satélite.

El ministro de Educación, Cultura y Deportes, Aristóbulo Istúriz, condenó durante la jornada de ayer el supuesto sabotaje de las transmisiones de VTV, y que los canales privados no transmitieran en directo la manifestación.

Sólo el canal de noticias privado Globovisión pasó breves avances de la marcha de ayer, recogidos de la transmisión oficial en directo del VTV.

Hay que señalar que la manifestación opositora del jueves fue transmitida en directo y en cadena por todos los canales privados, mientras el VTV sólo emitió escuetos boletines sobre su desarrollo.