Actualidad
LO ÚLTIMO:
Varios civiles y al menos cuatro terroristas muertos en un ataque durante un desfile militar en Irán leer

El reto: la nueva Europa

El presidente del Gobierno canario y titular de la Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas, Román Rodríguez, aseguró ayer en La Palma que "es clave para nosotros conseguir que los informes de cohesión recojan nuestras singularidades".

EL DÍA, Breña Baja
15/oct/02 19:29 PM
Edición impresa

"Estar en condiciones de afrontar los retos de la Europa nueva que se nos viene encima en los próximos años". Este es uno de los objetivos más importantes que ahora mismo tienen planteadas las regiones ultraperiféricas (RUP) de la Unión Europea, según manifestó ayer Román Rodríguez, presidente del Gobierno de Canarias y titular durante los dos últimos años y medio de las RUP, cuyos máximos mandatarios se encuentran hoy reunidos en la Isla participando en lo que se ha denominado la VIII Conferencia de Presidentes de Regiones Ultraperiféricas.

Román Rodríguez indicó que para conseguir esta meta se está actuando en dos líneas fundamentales. Primero, dijo, tratando de influir en generar condiciones para que la política de cohesión, la política regional, una de las columnas vertebrales de la articulación de la Unión, mantenga el reconocimiento de las especificidades de las políticas regionales en relación a estos territorios. "Es clave para nosotros que en los informes de cohesión que dirige el comisario Michel Barnier, se recojan nuestras inquietudes y singularidades, y para eso estamos trabajando con él, para que la política regional del futuro contemple nuestras peculiaridades. Esa es la razón por la que va estar aquí con nosotros en este encuentro, porque es una persona clave, debido a sus responsabilidades, para que las regiones ultraperiféricas tengamos un adecuado reconocimiento en la política regional futura y en el III Informe de Cohesión que presentará a finales de 2003 y que va a centrar, en gran medida, la política regional a partir de la Europa ampliada".

Otro de los elementos de trabajo clave de esta conferencia será la Convención para el futuro de Europa, un órgano que, según Román Rodríguez, realizará propuestas de cómo va a quedar la Europa ampliada del futuro y en la que "es fundamental que las regiones ultraperiféricas estemos presentes también " para lo cual ya se han mantenido y se continuarán manteniendo las reuniones pertinentes.

Rodríguez aseguró que esta VIII Conferencia servirá para establecer estrategias sobre la política de cohesión y convención europea para seguir garantizando "nuestro trato diferencial y nuestro estatus jurídico en la Europa del futuro". Dijo, además, que es un paso más en el proceso de unidad de acción de las siete regiones ultraperiféricas en "la defensa de nuestras singularidades, del compromiso de los estados a los que pertenecemos de defender esas singularidades en el marco de la Unión, y de seguir aportando argumentos que pongan en evidencia que un trato diferencial a nuestras regiones no cuestiona el mercado único ni violenta la legislación única, sino que es un trato de justicia para conseguir que estas siete regiones, en base a ese trato distinto, consigan las condiciones de igualdad que pretendemos en esta política de cohesión económica y territorial que la UE se marcó desde hace muchas décadas". A la reunión de hoy asisten los presidentes de Azores, Guayana, Martinica, Guadalupe, Reunión, Canarias y el vicepresidente de Madeira. Rodríguez criticó la ausencia de algún ministro español, aunque aclaró que "contamos con el compromiso firme del Gobierno español para la defensa de nuestros intereses en Europa".